viernes, 2 de agosto de 2013

La Furia del Aprendiz - Codex Alera II


Si sois seguidores del blog, a éstas alturas sabréis que uno de los libros que más gratamente me ha sorprendido en los últimos meses ha sido la incursión en la literatura fantástica de Jim Butcher, con su primera entrega de las Furias de Alera.

Ahora, con la segunda parte en la calle y leída ya, os traigo mi opinión sobre la continuación de ésta nueva saga.

Historia: El reino de Alera ha evitado la invasión de los marat, pero la conspiración contra el Primer Señor sigue su curso y desde el otro lado del mar ha llegado un ataque inesperado que ha debilitado las defensas del reino. Si el Primer Señor cae, una guerra civil cruel y sangrienta será inevitable.

 Tavi, el muchacho incapaz de invocar a las furias que salvó a Alera, se encuentra en la Academia. Protegido por el Primer Señor, estudia para convertirse en cursor de la corona y actúa como paje en la corte. Involuntariamente, las circunstancias le empujan de nuevo al centro de los acontecimientos y le obligan a enfrentarse a las traiciones y a los intentos de asesinato que se traman en el círculo más íntimo del Primer Señor, mientras descubre quienes son los atacantes de más allá del mar y salva a su tía Isana de un peligro terrible. La segunda entrega del Codex Alera sigue cautivando al lector con aventuras, intrigas y romances en uno de los mundos fantásticos más sólidos e interesantes de los últimos años, de la mano de un maestro del género.

Lo primero que llama la atención es salto temporal que se produce respecto a la primera novela, han pasado dos años desde el intento de invasión marat, y todos los personajes de esa primera novela han seguido con sus vidas.

Pero de nuevo una nueva amenaza se cierne sobre el imperio Alerano, un mal ancestral capaz de devorar mundos está de vuelta, y parece que persigue a Tavi.

Así de entrada parece que el enemigo es mucho más peligroso de lo que pudo ser una invasión normal, primero por lo desconocido y luego por lo potencialmente peligroso que puede tornarse.

Asistiremos a una lucha a dos bandas. De un lado la batalla por la supervivencia pura y dura en Calderon, donde el tío de Tavi, Amara y unos cuantos legionarios intentarán acabar con su parte de la amenaza. Y del otro en la capital, donde Tavi se está formando a las órdenes del primer señor; allí las amenazas serán varias: desde los juegos de poder para hacerse con el puesto de gobernante de Alera hasta una amenaza mucho más preocupante para el futuro del reino.

De nuevo estamos ante una novela que juega en varios frentes interconectados. Que mezcla las intrigas políticas, el misterio, el romance y la acción. Y lo hace estupendamente.

Eso sí, éste libro da más la sensación de ser parte de una saga que el primero, ya que pese a empezar y acabar deja algunos puntos más en el aire a resolver en futuras novelas.

Personajes: Los personajes que tanto se hacían querer en la primera novela vuelven, enfrentándose a una nueva amenaza y con recursos distintos, lo que hace que en ocasiones actúan diferente, pero sin traicionar jamás sus directrices principales.

Son personajes a los que se puede entender y que dan una riqueza especial al desarrollo de la trama.

Tavi: Ya no es tan pequeño, los dos años le han hecho crecer y fortalecerse físicamente, además de meter en su cabeza más sentido aún de la responsabilidad.

Es el protagonista, el única alerano incapaz de usar los artificios de las furias (magia), motivo por el que más de uno de sus compañeros le tratará de anormal. Pero motivo también por el que aprende a usar todos los recursos que tiene a su alcance, entre los que destaca un cerebro rápido.

Bernard: Ahora no sólo responsable de una explotación, sino de todo el valle. Un hombre serio y responsable, pero cariñoso y afable cuando hace falta.

A él le toca llevar el peso militar de la novela, dirigiendo a sus hombres contra un enemigo que parece adelantarse a todas sus decisiones.

Amara: Ayudando a Bernard, al que ama, la agente del Primer Señor se queda en el Valle de Calderon para hacer frente a la amenaza de los vord junto a aquél al que ama, enfrentándose en su interior entre la lealtad de juramento y la que le dicta el corazón.

Doroga: Jefe entre los suyos, él sabe cómo luchar contra ese enemigo misterioso, además de conocer algunas historias sobre él que pueden ayudar a Bernard y los suyos a derrotarles. Formidable guerrero, cuanta además con la ayuda de una montura enorme, una mole de músculo que será de ayuda en los momentos más delicados.

Isana: Al iniciarse el ataque, la tía de Tavi se dirige a la capital para pedir ayuda al primer Señor, además de advertir a su sobrino sobre el potencial peligro al que puede enfrentarse. Se la ve desamparada en más de una ocasión, tomando las decisiones necesarias para salvar a los suyos.

Además, veremos desde sus ojos algunos elementos de la alta sociedad alerana, lo que da más profundidad a la capital y a su cultura (y a los enemigos de la corona).

Fidelias/Lady Aquitania: Los que fueron la mente pensante tras el ataque marat vuelven a aparecer en la novela, pero con un papel más secundario, consolidando sus bases de poder y enfrentándose a otros conspiradores que también quieren el poder. Y como se acostumbra a decir, el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

El primero sigue demostrando que es un increíble agente de inteligencia, mientras que la segunda lo que demuestra es que los altos lores del país no deben ser tomados a broma.

Miles/Killian: El primero es el guardaespaldas personal del Primer Señor, amigo y jefe de la guardia de la ciudad. Un hombre íntegro, buen luchador y que antepone el bien de su amigo y el del reino al suyo propio. Muy chula la escena en la que se reencuentra con alguien…

El segundo es un maestro ciego de la Academia, concretamente un maestro de combate. Es un hombre ya mayor, pero que incluso así conserva una gran aptitud para la lucha, además de saber guiar a sus estudiantes alguna que otra función que se descubre a medida que la novela avanza.

Academ: Aquí van los demás estudiantes que comparten el tiempo con Tavi. Se podrían dividir en amigos (entre los que destacan un chaval bastardo de un gran señor que disfruta con la conquista de las damas y su opuesto, un chico pequeño, que pasa desapercibido y que tiene rasgos cuasi ratoniles) y enemigos (básicamente el hijo de un gran señor y sus amigos, que actúan como matones sobre Tavi por su incapacidad mágica).

Kitai: La joven hija de Doroga parece haber quedado ligada a Tavi de alguna forma, y es enviada a la capital de Alera para que le vigile y le advierta sobre el peligro que puede estar ya acechando en la ciudad.

Una mujer de carácter que desconcierta al joven Tavi con su comportamiento franco y abierto, totalmente alejado de la falsedad reinante en la ciudad. Además de poder contar con ella para el combate cuando se presenta.

Otros: Hay otros personajes interesantes en la novela, desde el esclavo que antaño fue el mejor espadachín del mundo hasta otros Lores que compiten por el puesto de Primer Señor, pasando por el lugarteniente de Bernard, una espía cortesana o el embajador de una nación de guerreros (una especie de hombre lobo de tres metros, que siempre están transformados).

Todos interesantes, todos con posibilidades y todos muy bien definidos.

Opinión Personal: Dije en su momento que las Furias de Alera (primer libro de la saga) era firme candidato a libro del año aquí en Darlantan’s. Así pues, no es de extrañar que esperar con ansias su segunda parte.

Una vez acabada tengo de decir que me ha dado todo lo que podía esperar de ella.

Es una novela muy rápida en su desarrollo, que centra sobre todo en los problemas que tienen Tavi e Isana en la ciudad y Bernard y Mara en Calderon. Son luchas contra el mismo enemigo, pero a los que están en la capital se les suman las luchas internas de poder propias de cualquier centro desarrollado.

Si a eso le sumamos el desencadenante de la trama del Primer Señor (que no diré pese a que pasa al empezar) y alguna otra trama algo más secundaria, tenemos suficientes problemas como para llenar todas las páginas de la novela.

Lo único negativo que le puedo achacar a la novela es que se parece bastante en su ritmo y desarrollo a la primera (que no en lo que sucede), perdiéndose algo de ese frescor que tanto me gustó. Además, el final, pese a estar bien cerrado, no es tan redondo como el anterior (normal, aún faltan otros tres libros para acabar la saga).

Un gran libro, de los que cualquier amante de la fantasía debería tener en la estantería, tanto por la excelente edición (y genial portada, como todas las de la colección) como por lo original de la propuesta: un mundo “romano” con múltiples enemigos, tanto interiores como exteriores, en el que todo el mundo es capaz de usar una especie de espíritus elementales (con mayor o menor fuerza) excepto el protagonista principal. Buena acción, buena trama y buenos personajes.

No es tan redondo como el primero, pero incluso así sigue siendo de lo mejorcito del año (junto a las Monarquías de Dios).

Esperaré con ganas la tercera parte. La novedad más esperada para mí éste año junto al último libro de la Rueda del Tiempo.

Valoración Personal: 9,4.

Link a amazon
Publicar un comentario