viernes, 22 de noviembre de 2013

Culpable - Harry Dresden VIII


Hacía un tiempecillo que no leía ninguno de los libros de la saga de Harry Dresden, cosa curiosa, porque sí que he leído alguna otra cosilla del mismo autor y el libro anterior de ésta saga me pareció muy bueno.

En fin, espero no tardar tanto en leerme el noveno.

Historia: No existe una buena relación entre Harry Dresden, el único mago que se anuncia en el listín telefónico de Chicago, y el Consejo Blanco de magos, que lo considera un tipo impetuoso e indisciplinado. Sin embargo, el Consejo le ha enviado a indagar sobre ciertos rumores acerca de la presencia de magia negra en la ciudad. Cuando Harry empieza a investigar, se encuentra con otro problema en la forma de la hija tatuada y perforada de un viejo amigo: su novio es el único sospechoso de lo que parece ser un ataque sobrenatural propio de una película de terror. Además, entidades malévolas que se alimentan del miedo andan sueltas por Chicago..., pero todas esas cosas son casi normales en el día a día de este mago, su fiel perro y una calavera parlante llamada Bob.

Jim Butcher es un auténtico fenómeno en Estados Unidos, donde sus obras rápidamente alcanzan los primeros puestos en las listas de los más vendidos. En la actualidad reparte su tiempo entre las obras de ‘Harry Dresden’, que le han dado fama mundial, y la saga fantástica ‘Codex Alera’.

ATENCIÓN SPOILER LIBRO ANTERIOR Tras el libro anterior tenemos a un Harry miembro del Consejo Blanco, con un ángel caído metido en la cabeza, un hermano vampiro rollo ocupa y sus problemas habituales FIN SPOILER.

Y como de problemas parece vivir éste buen hombre, sólo empezar se encuentra un juicio del Consejo Blanco hacia un chaval que ha usado la magia violando sus leyes. Ejecución sumaria mediante, Harry no acaba de sentirse demasiado bien, ya que él mismo estuvo en la misma posición.

Una vez con las entrañas removidas recibe el aviso de que se está usando magia negra en su ciudad, con lo que le toca investigar. Enseguida verá que ha habido una serie de ataques alrededor de una convención de películas de terror, una convención en la que está involucrada la hija mayor de su mejor (y casi único) amigo.

Con las bases de la novela asentadas, veremos al Dresden habitual investigando la causa de los ataques, cuidando de la hija del amigo e intentando que no le maten en el proceso.

Una trama ágil y rápida que usa bastantes de los elementos que se nos han ido presentando en los libros anteriores y que hace seguir avanzando la historia de Harry y la actual guerra en la que se ve envuelto. Buena, pero un poco conformista.

Personajes: De nuevo estamos con los de siempre más alguna adición. Y lo grande es que ya los vas conociendo, aunque salgan sólo un par de veces para que no te olvides de ellos (como los hombres lobo, Murphy o Marcone).

Harry Dresden: Como mago del Consejo Blanco, ahora debe asumir los deberes que vienen con el cargo, aunque no le gusten demasiado. Por lo demás seguimos teniendo al Harry habitual, que se mete de cabeza en el peligro cuando ve a una damisela en apuros. Un hombre que hace frente a lo que le venga encima con lo que tiene a mano, y que se nos presenta con algún que otro dilema interno debido a lo sucedido en otras novelas.

Un gran personaje que sigue como siempre, con su boca chancla habitual y un valor inusitado.

Molly: La hija mayor de la familia Carpenter, de un tiempo a ésta parte parece que se nos ha vuelto rebelde, y como la única figura adulta que no le cae bien a su madre es el mismo Harry, no dudará en pedirle ayuda cuando las cosas le vayan mal.

Un personaje algo perdido (por motivos que se explican en el libro) y que se nos retrata como la típica adolescente rebotada que hace lo posible por llevar la contraria a su madre.

Amigos: Como siempre, Harry puede acudir a una serie de compañeros de fatigas para enfrentarse al peligro. Entre ellos destacan Murphy (la detective de la policía), Thomas (un vampiro que vive con él), Bob (un espíritu ancestral encerrado en un calavera), unas pocas hadas (a las que ayudó en el pasado) y algún que otro miembro de la familia Carpenter (como Charity, la madre de la familia que no le traga).

Hadas: Siguen siendo un poder importante dentro de los libros de la saga de Dresden, estando divididas entre Invierno y Verano. Destacan los dos nuevos poderes dentro de Verano, personajes que conocíamos de antes pero que van adoptando un nuevo rol.

Otros: Hay unos cuantos personajes más en la novela, como el perro de Harry (o su gato), un agente de policía que le ayuda en una fase de la novela, el novio de Molly, algunos miembros del Consejo Blanco o el padre de la congregación religiosa de los Carpenter. Todos son personajes que parecen vivos, ya que dan la impresión de tener unas vidas fuera de los problemas de Harry.

Opinión personal: Que me gustan las novelas de Harry Dresden no debería ser una novedad a éstas alturas, no en vano reseño la octava. Y creo que Jim Butcher es uno de los escritores contemporáneos con mayor capacidad para crear historias divertidas y sin demasiadas pretensiones.

Pero en una saga tan larga como parece será la del mago de Chicago, uno espera que libro a libro la epicidad de la trama general vaya subiendo, y más teniendo en cuento lo que lo hizo en el libro anterior.

Pues bien, ese paso adelante que le reclamaba a la saga y que dio en el séptimo libro no acaba de confirmarse en el octavo, dando medio paso hacia atrás y dejando el avance de lo que está sucediendo en el mundo para unas estupendas sesenta páginas finales.

El resto de la novela se limita (que no es poco) a hacer lo que tenemos ya visto en el mundo de Dresden, es decir, una trama que se le presenta al protagonista, con unos enemigos en la sombra a los que debe descubrir y con cantidad de escenas de acción (y humor) intermedias para hacer avanzar la trama.

Y como caso independiente funciona (y más con el tramo final), utiliza bastante del background que ha ido creando el autor, tenemos a muchos de los personajes conocidos y el mago sigue como siempre.

Vamos, que tenemos una buena novela de aventuras, de notable alto, que sabe aprovechar sus puntos fuertes y que engancha gracias al carisma de su protagonista. Vale la pena? Sí. Tenía demasiadas expectativas? Probablemente.

Valoración Personal: 8,4.


Publicar un comentario