lunes, 18 de noviembre de 2013

Homeland T2


Pero hay que ver qué buena que llega a ser ésta serie, y es que no en vano su primera temporada fue una de las sensaciones de su temporada.

La duda estaba en si la segunda temporada de Homeland conseguiría estar a la altura, sobretodo porque la primera giraba en torno a la culpabilidad o no del protagonista, y una vez resuelto el tema, había curiosidad por ver por donde tiraban y si tendría el mismo nivel que lo ya visto.

Y vaya si lo tiene.
 
Ésta segunda temporada consagra a Homeland como una serie imprescindible a poco que te guste el tema del espionaje y el terrorismo, pero no vive sólo de eso, aquí las relaciones personales dan un paso adelante, y la complejidad de todo sube un grado (no os preocupéis, sigue siendo igual de fácil de seguir).

Un argumento redondo que nos llevará en una montaña rusa de emociones durante los doce capítulos, en los que una nueva amenaza se cierne sobre Estados Unidos, y las sospechas recaen sobre el de siempre.

Grande la actuación de él, pero enorme la de ella, con un punto desquiciado que le va al personaje como anillo al dedo.

Creo que a poco que os gusten las series podréis disfrutar de ésta segunda temporada (y menudo final, lo que nos espera en el futuro). Se reinventa sin dejar de lado las señas de identidad, gran producción, guion trabajado, buenos actores, sentimientos a flor de piel, y muchos momentos álgidos durante la temporada (casi a uno por capítulo).

De mis favoritas, de verdad.

PD: He evitado decir nada de la trama de ésta segunda temporada, más que nada porque el más mínimo dato sería un spoiler de la primera, y creo que hay que verla sí o sí.

Publicar un comentario