miércoles, 6 de noviembre de 2013

Saint Seiya #7


Hoy toca volver a un clásico que tenía aburrido en la estantería por pereza a seguir leyéndolo, y eso que, debo confesar, de pequeño me encantaba e incluso tengo todos los caballeros de oro y de bronce (principales) en juguete…

Vayamos al tomo en sí, que continúa con la saga más recordada por los aficionados de la época: la de los caballeros de oro, en la que Seiya y compañía deben avanzar casa a casa enfrentándose a los caballeros del zodíaco en una carrera contrarreloj por salvar a Atenea.

Combate tras combate y escena de superación tras escena de superación el tomo transcurre haciendo una cantidad de trampas argumentales y de recuperaciones/resurrecciones tan grande que es de vergüenza ajena la cantidad de Deus Ex Maquina que hacía el autor por esa época. Eso lo hacen a día de hoy y el manga dura dos capítulos.

Eso sí, entre unas cosas y otras debo reconocer que me lo he pasado bien con el tomo, que es muy superior a esos truños que fueron los primeros. Así sí que vale la pena comprar una serie por la nostalgia.


Publicar un comentario