lunes, 4 de noviembre de 2013

XBOX360 - Far Cry 3


Hoy os traigo otro juego de esos que te compras más por las críticas favorables que porque realmente te llame la atención.

De hecho lo compré porque me apetecía un shooter un poco abierto, que dejara de lado los pasillos y me dejara un poco a mi aire. Y eso es lo que te encuentras en Far Cry 3.

Historia: Un grupo de amigotes con pasta se van a una isla tropical de esas desconocidas para hacer el cabra con deportes de aventura y pasar el rato entre bares y experiencias extremas.

Bueno, esa es la idea, porque de entrada les secuestran.

En ese momento tomaremos el control del protagonista, un chaval que no ha tenido una responsabilidad en la vida y que por un motivo u otro consigue huir de sus captores.

Una vez libre, se alía con algunos indígenas para acabar con la milicia que ha secuestrado a sus amigos.

Una trama sencilla, pero que tiene varios puntos interesantes que le dan más profundidad. Se puede destacar al antagonista (loco de atar), todo el misticismo que rodea a los aborígenes e incluso saber qué pasó con los japoneses que estaban en esa misma isla durante la segunda guerra mundial.

Varias misiones principales y algunas secundarias nos irán desvelando los secretos de la isla y de nuestros enemigos.

Apartado Técnico: Hay que reconocerle al juego que entra por los ojos, eso lo primero. Sabe mostrar en pantalla el entorno selvático en el que se desarrolla la aventura a la perfección.

Me sigue sorprendiendo cómo en una consola ya con el tiempo que tiene la 360 siguen pudiéndose hacer cosas como ésta. Una isla grande, sin tiempos de carga, con un horizonte muy lejano y gran multitud de detalles.

De lo mejor que hay para consola visualmente. Sí, no sorprende, pero a éstas alturas de la generación me extrañaría ver más de un puñado de juegos al nivel de éste. Y no sólo por puro músculo, sino porque se han currado varias estampas que a nivel artístico también están muy bien.

En lo sonoro cumple, no hay ninguna melodía o efecto que destaque demasiado, y el ambiente de la selva está bien conseguido (con ruido de animales, los de coches a lo lejos si estamos cerca de algún camino, etc…).

Jugabilidad: Estamos ante un shooter, así que un poco ya os podéis ir haciendo la idea de lo que es el gameplay: ir matando enemigos misión tras misión, con el control de siempre y con una variedad de armas suficiente como para no aburrir.

Pero el juego cuenta además con multitud de extras que le dan más y más horas de juego.

Primero tenemos las típicas misiones secundarias, más flojillas que las principales (en las que hay momentos simplemente geniales) pero divertidas.

Luego podemos cazar animales, hacernos nosotros equipo, subir de nivel y mejorar habilidades (como bucear más rato o hacer más daño con las armas), encontrar reliquias, cartas y otros coleccionables, retos de asesinato, momentos de conducción, saltos en ala delta, algún puzle, mejoras de armas…. Si incluso podréis jugar a minijuegos como el póker.

Vamos, que tenemos variedad para aburrir dentro de la mecánica habitual de los shooter. Una genial mezcla entre un Doom y un Assassin’s Creed (con más del segundo, pero en primera persona).

No os aburriréis, garantizad.

Opinión Personal: Un juegazo, eso es lo que es Far Cry 3.

Es el tipo de juego con el que paso horas y horas buscando todos los secretos, explotando las armas o simplemente intentando encontrar un tigre blanco para poder hacerme la cartuchera siguiente.

Tiene multitud de elementos que pueden servir para enganchar, como sus estupendos gráficos o su carismático antagonista. Pero lo mejor que tiene viene cuando te pones a los mandos: una isla grande y abierta desde el inicio para que te diviertas, mezclada con una trama scriptada y con momentos muy, pero que muy buenos.

Es de esos juegos que no se convierten en tu juego favorito, pero de los que acabas guardando un buen recuerdo y miras con cariño cuando ves en la estantería.

Además, lejos de los juegos que duran apenas diez horas de intensos tiroteos, aquí podemos tener fácilmente una veintena con elementos de exploración y unos tiroteos igual o más intensos. Fácil elección? Yo creo que sí.

Ah, y por si fuera poco el juego tiene un punto de locura que le siente como anillo al dedo.

Valoración Personal: 9,5.

Publicar un comentario