lunes, 16 de diciembre de 2013

PS3 - Assassin's Creed III


De todos es conocido que una de mis sagas favoritas es Assassin’s Creed, de los que tengo todas las entregas excepto las portátiles.

Así pues, no es de extrañar que la tercera entrega numerada haya acabada pasando por mi consola. Una entrega destinada a cerrar la historia de Desmond Miles y cuya opinión os dejo a continuación.

Historia: Tras los descubrimientos efectuados en Revelations, Desmond y sus compañeros se dirigen a Estados Unidos hacia una base de los Antiguos. Allí se supone que se esconde el poder para detener el plan de Abstergo y la destrucción de la humanidad tal y como la conocemos.

El problema viene cuando hace falta una llave para entrar en la última cámara de la base, para lo que Desmond deberá entrar una vez más en el Animus para revivir la vida de Connor, el último que sabe dónde está la llave.

Y es con Connor con quien estaremos la mayor parte del tiempo. Un mestizo indio/inglés que vivió durante la época de la guerra civil americana, y con el que seguiremos la historia desde antes de su nacimiento hasta su madurez.

Una historia que vuelve a entrelazar a los templarios y artefactos de poder, pero ésta vez lo hace en el marco americano de la citada guerra.

Como siempre, lo mejor viene de la recreación del período histórico, participación en momentos cruciales y el encaje de la trama de la saga con la historia real.
Apartado técnico: Lo dije en la versión anterior, Assassin’s Creed no da más de sí en lo visual con la tecnología de PS3 o XBOX360. Es más, al intentar añadir más variedad en las formas y en algunos movimientos, lo que han hecho es que el sólido motor de la saga petardee en más de una ocasión.

Sí, es verdad que sin pararse a mirar de cerca el juego se ve incluso mejor que el anterior. Pero cuando llevas un rato jugando se nota que la cosa no da más de sí y que el límite técnico lo han pasado ya.

Grandes espacios abiertos (donde destacan los naturales), ciudades (menos espectaculares que las anteriores), y una mayor espectacularidad en situaciones puntuales (dentro de la trama y scriptadas) siguen siendo señas de identidad.

Mención especial merecen las batallas navales, el mayor añadido del juego a la jugabilidad y que son puro espectáculo visual. Andanadas de disparos, fuego, el mar enfurecido… una auténtica delicia.

Por otro lado, la banda sonora y el doblaje al castellano son estupendos, como siempre.

Vamos, que técnicamente es puntero, pero al no dar la consola más de sí se le nota un poco agotado. A ver qué tal el IV para PS4.
Jugabilidad: Si conocéis la saga sabréis que se espera que hagáis en el juego.

Misiones de asesinato para ir haciendo avanzar la trama, aderezadas ésta vez por algunos momentos que rompen la monotonía (como por ejemplo las batallas navales, alguna huida, una batalla en tierra…) pero básicamente la mecánica es ir de un sitio a otro, acabar con los enemigos y ver la escena de vídeo correspondiente.

Además, la mecánica de combate tampoco ha variado. Porque pese a tener más opciones (bombas de humo, por ejemplo) acabaremos usando el contraataque para matar a todo el mundo sin despeinarnos, aunque vengan de 5 en 5 (y nos ataquen por turnos, en lugar de todos a la vez).

Luego está el tema naval. No es demasiado complejo, más bien un minijuego, pero ayuda a romper un poquito más la monotonía.

Y luego están los coleccionables. Hay más aún que en juegos anteriores, incluido uno mediante el que hacemos más grande nuestro poblado, podemos comerciar o crear objetos. Además de mantener todas las misiones de la Hermandad de Asesinos y algún que otro secreto más.

Desgraciadamente, muchos de esos coleccionables o extras parecen más un añadido porque sí. No están tan bien integrados  como en Revelations, o no proporcionan bonificaciones más allá de desbloquear el logro correspondiente.

Resumiendo. Con Assassin’s Creed III se demuestra que la fórmula jugable da síntomas de cansancio, y más cuando vienen sacando un juego de la saga cada año y no añaden demasiadas cosas para hacerlo más atractivo.
Opinión Personal: Cuando publiqué la reseña del Revelations ya estaba jugando a éste juego, y en mi opinión decía que éste me parecía un poco inferior.

Me ratifico.

Assassin’s Creed III es un buen juego de la saga, pero no llega al nivel que se había alcanzado con entregas anteriores. Éste pequeño bajón puede ser debido al agotamiento de ideas por parte de los desarrolladores, que han basado el juego en lo visto anteriormente, le han añadido un par de cosas y ala, juego hecho.

Pero ni la historia es igual de interesante. Ninguna de las dos. Porque por un lado tenemos el tema de Connor, cuya trama se estira demasiado, con pasajes que no están al nivel del resto. Y por otro lado el final de la historia de Desmond, que en mi opinión se deshincha cosa mala con lo bien que lo tenían.

Creo que se le da poco peso épico a lo que ha sido una historia muy bien trabajada, y que en sus momentos finales pierde fuelle y deja de tener ese punto misterioso que tanto me gustaba.

También tenemos los extras, que quitando el tema de los barcos (muy chulo) están peor que en juegos anteriores. No es tan divertido coleccionar cosas en Assassin’s Creed como en el resto de la saga, y eso que han intentado integrarlo con la trama, pero funcionaba mejor comprar negocios que todo el sistema de comercio que se han sacado de la manga.

Sigue siendo un muy buen juego, pero parece que las ideas del estudio estaban acabándose, y da todo una sensación de agotamiento de fórmula importante. Espero que con el IV, quitándose a Desmond de encima y con una mejor tecnología sepan seguir tirando de la saga hacia delante.

Y no sólo por la tecnología. La trama del pasado debe empujarte a jugar, no tener momentos lentos en los que sigues más por inercia que porque quieras ver qué pasará a continuación. El relleno en exceso es malo.

Lo recomiendo? Si os gusta la saga sí, sin duda; tendréis más de lo mismo. Si no habéis probado nada de la historia de los asesinos, empezad por el primero y me contáis. Lo que está claro es que si la fórmula no os convencía, éste juego tampoco lo hará.

Valoración Personal: 8,4 (el más flojo de la saga, al menos para mí).


Publicar un comentario