viernes, 18 de abril de 2014

Portico - La Saga de los Heechee I

Tengo ya por costumbre ponerme podcast mientras pinto alguna miniatura por las mañanas, y como cada vez pinto más debido a la falta de juegos que me interesen, pues acabo por ir poniéndome al día de todos los podcast que sigo.

En ésta búsqueda encontré la Órbita de Endor, un programa que habla de todo un poco sobre el mundillo freak, y cuando comentan alguna cosa que podría gustarme y todavía no tengo, me la apunto para momentos futuros.

Así es como me hizo con Pórtico, una novela de la que no había oído hablar y de la que os traigo la reseña a continuación.

Y cuando lo hago busco nuevos.
  
Historia: En Pórtico, que según el propio autor, es lo mejor que jamás ha escrito, Frederik Pohl retorna y vigoriza la línea especulativa que, con obras como Mercaderes del Espacio y La Guerra de los Mercaderes, le puso a la cabeza de la ciencia ficción mundial.

Legado de una civilización extraterrestre desaparecida antes del origen del hombre, el misterioso Pórtico se abría a todas las maravillas del universo... y a todos sus horrores.

Ganadora en 1978 de los premios Hugo, Nébula y John W. Campbell Memorial, Pórtico es la única novela en toda la historia de la ciencia ficción que ha obtenido los tres galardones. Primera parte de la trilogía Saga de Heechee, la segunda Tras el Incierto Horizonte y la tercera El Encuentro aparecerán también en esta colección.

Estamos en un futuro no muy lejano, en él la humanidad ha encontrado una nave espacial de tecnología alienígena que no entiende; pero dentro de la misma hay una serie de naves más pequeñas que están preprogramadas y que llevan a distintos sitios de la galaxia.

El problema está en que nadie sabe a dónde irán, ni si podrán volver, ni qué tipo de peligros encontrará allí…

Y para descubrirlo hay gente que se presta voluntaria para ir en esos viajes. El motivo? Las posibles recompensas económicas si vuelven y traen consigo piezas de tecnología alienígena. Y es que la humanidad está desesperada por encontrar más allá de las estrellas la solución a su problema de sobrepoblación.

Todo esto lo descubriremos por la experiencia de Robinette Broadhead, uno de los que se presentaron voluntarios y consiguieron hacer una fortuna. El buen hombre nos contará la historia desde sus inicios, a la vez que a su psiquiatra, ya que en el último viaje que emprendió (el que le dio fama y fortuna) sucedió algo que no veremos hasta el final de la novela.

Es una buena trama, que engancha más gracias a los saltos entre el pasado y el presente, manteniendo la intriga en casi todo momento sobre qué pasó.

Personajes: Tenemos un protagonista absoluto que nos va narrando su vida, pero a éste le acompañan algunos secundarios lo suficientemente interesantes como para mencionarles a continuación.

Robinette Broadhead: Un hombre torturado por algo que sucedió en el pasado, pero que sin embargo vive una gran vida por eso mismo. Alguien lleno de dicotomías internas y al que conoceremos desde su sueño por tener la oportunidad de ir a Pórtico hasta todas las peripecias que pasa en esa estación espacial.

Es un hombre ambicioso, pero que parece carecer del valor necesario para hacer frente a lo que la vida le plantea.

Psicólogo: La máquina a la que Robinette va para contarle sus problemas y con la que crea una relación algo especial. Una inteligencia artificial programada para tratar desórdenes mentales y que dirigirá poco a poco al protagonista hacia aquello que le carcome por dentor.

Habitantes de Pórtico: Componen el grueso de los secundarios de la novela, son gente que, como Rob han ido a Pórtico a probar fortuna con los viajes estelares en naves alienígenas. Puede que sean pioneros, familias enteras o mujeres con un sueño y una personalidad parecida a la de Rob. Todos ellos viven su propia vida e interactúan con el protagonista casi como una familia.

Opinión personal: Que una novela como Pórtico se lleve los tres grandes premios que puede llevarse una novela de ciencia ficción significa que mala no es.

De hecho, tanto por la peculiar forma en que se nos narra la historia como el misterio que envuelve a todo lo que tiene que ver con la desaparecida raza de los Heechee nos hace seguir leyendo para ir conociendo más y más detalles de ese mundo al borde del colapso que tiene en una empresa suicida su mayor esperanza.

Y lo vemos todo desde el punto de vista de alguien que ha conseguido cumplir ese sueño, y nos cuenta cómo lo consiguió, a quien conoció, los miedos que tuvo, los amores que cruzaron su vida… y cómo todo eso le afecta en la actualidad.

Es ágil de leer, sin farragosos términos científicos y con suficiente interacción humana (y miseria) como para mantenerte enganchado a la novela de principio a fin (me duró dos días).

Eso sí, se echa en falta algo más de información sobre los Heechee; aunque el auténtico protagonista de la novela es Rob y sus fantasmas internos. Vamos, que podría decirse que es una novela de personaje con un buen envoltorio de ciencia ficción.

La recomiendo? Creo que sí; a poco que leáis de forma asidua podréis disfrutar mucho ésta novela, que es distinta a las demás del género y tiene tics de su época (finales de los 70) pero que es lo suficientemente interesante como para que valga la pena leerla.

Valoración personal: 8.


Publicar un comentario