viernes, 13 de junio de 2014

El Siervo de la Piedra - El Elfo Oscuro XIII (Senda de Tinieblas III)

Nuevo viernes nueva reseña, y cómo no podía ser de otra forma vuelvo al mundo del Elfo Oscuro, y eso que la entrega anterior de la saga fue una auténtica decepción.

Remontará el Siervo de la Piedra o dilapidará todo lo ganado en libros anteriores?

Historia: El asesino Rodeado por elfos oscuros, Artemis Entreri vuelve a ser el rey de las calles de Calimport. Pero mientras él aboga por la prudencia, su protector drow se vuelve cada vez más ambicioso. Muy pronto, el asesino se ve obligado a seguir el mismo camino que en su día tomó su enemigo más odiado, un camino que conduce a un lugar en el que un asesino como Entreri jamás será bienvenido.

El drow Jarlaxle abandona la oscuridad de Menzoberranzan lleno de malignos propósitos. La Piedra de Cristal ejerce sobre él una influencia tan grande que incluso los agentes drow que le acompañan comienzan a sentir temor. Cuando Bregan D'aerthe parece ponerse en su contra, Jarlaxle tendrá que buscar su salvación en el hombre que pretendía esclavizar.

De nuevo, por segunda vez consecutiva, nos encontramos ante un libro de la saga del Elfo Oscuro sin su protagonista. Lo que una vez puede parecer curioso dos da la sensación de que el autor se ha cansado de escribir sobre su personaje estrella.

Pese a ello, la trama funciona en ésta ocasión o no?

De entrada tenemos unos protagonistas bastante más interesantes, ya que no son otros que Artemis Entreri y Jarlaxle. El primero como un asesino con experiencia que se ha encontrado en una posición de poder sin comerlo ni beberlo, mientras que el segundo se hizo hace un par de libros con cierta gema…

Porque el libro gira en torno a la gemita de marras, Crenshinibon. Un artefacto que ya habíamos visto en acción y que ahora está en las manos de uno de los drow más peligrosos que existen. Porque su sociedad de mercenarios ha ido a la superficie para establecer puntos de poder en distintas ciudades, siendo el central la ciudad de Artemis.

La trama nos contará cómo Crenshinibon trata de corromper al especial drow, a la par que el asesino intenta liberarse del yugo de sus nuevos amos y los lugartenientes de Jarlaxle arrebatarle la gema a ésta para volver a la Antípoda Oscura.

Un argumento que se irá desgranando entre escenas de acción y en el que Artemis será el principal protagonista. Un humano retorcido y que sabe jugar al mismo que juego que los drow y a su mismo nivel.

Viajes, traiciones, combates, planes dentro de planes, reliquias de poder, un dragón… un montón de elementos que hacen que en ésta ocasión la trama sí que funcione y relegue al olvido el fracaso anterior.

Personajes: Principal diferencia con el libro anterior, los dos principales protagonistas tienen carisma a raudales, además de ser dos de los villanos que mejor me caen de los Reinos Olvidados. Y cuando los malos son los protas, las cosas sólo pueden ir bien.

Artemis Entreri: El mejor asesino con vida del mundo humano ya consiguió su objetivo hace unos pocos libros, convirtiéndose además en el líder de facto de una poderosa cofradía de su ciudad. Pero el guerrero no consigue la paz, ya que por encima de él hay una banda de elfos oscuros que parecen jugar a un juego político del que él ha mamado toda su vida. El veterano luchará con todo lo que sabe para volver a ser libre y no rendir cuentas a nadie.

Jarlaxle: Con la reliquia en su poder Jarlaxle sigue tramando planes para incrementar la zona de influencia de su banda de mercenarios, pero sin darse cuenta que sus actos van poniendo poco a poco a los suyos en su contra.

Éste buen hombre es posiblemente el mejor personaje de los libros del elfo oscuro, alguien con trucos para todo y un carisma arrollador.

Lugartenientes de Jarlaxle: Los dos segundos del famoso mercenario ven con malos ojos los intereses de su jefe en la superficie y creen que la gema que porta ha empezado a afectarle. Son un mago y un psionico, ambos bastante poderosos y ambos odian también a Entreri.

Crenxinibon: La gema de marras, un artefacto consciente que manipula la mente de los que le rodean con tal de conseguir más poder para sí misma de forma exponencial.

Cadderly y amigos: Avanzada la narración salen el sacerdote Cadderly, su mujer y un par de enanos. Todos personajes bastante distintos a los protagonistas de la novela, aunque se ve que no todos los buenos son tan buenos ni todos los malos tan malos.

Gentes de Luscan: Gran parte de la novela transcurre en la ciudad de Entreri, así no es de extrañar la presencia de más miembros de su cofradía (entre los que destaca una humana bastante ambiciosa) y algunos externos (como la gnoma que se convierte en la única amiga de Artemis).

Opinión Personal: Por suerte el Siervo de la Piedra vuelve a lo que uno espera de un libro del Elfo Oscuro, siendo con diferencia el mejor hasta el momento de ésta nueva saga.

Tiene lo necesario para gustar: un estilo rápido, con acción y diálogos bien hechos, una trama sencilla pero con algunos momentos interesantes y personajes carismáticos con facetas oscuras.

La trama de la piedra ya la habíamos visto con anterioridad, pero el que sean los malos los que “luchan” contra ella, cada cual intentando conseguir sus propios objetivos y dejando de lado a sus compañeros hace que la novela sea bastante más amena.

Me han gustado especialmente el dúo Entreri/Jarlaxle, dos personajes con elementos de Drizzt pero que han ido por caminos distintos convirtiéndose en personajes muy carismáticos, eclipsando incluso al protagonista de la saga.

Espero con ganas a leer el siguiente libro, que cerrará la historia de Senda de Tinieblas, siempre y cuando siga los pasos de éste y se deje de tonterías y experimentos extraños.

No sé si realmente es tan bueno como me ha parecido o es que el anterior era tan malo que no esperaba nada, pero me ha recordado a los mejores momentos del inicio del Elfo Oscuro.

Valoración Personal: 8,5.


Publicar un comentario