viernes, 20 de junio de 2014

Steelheart - Reckoners I

Hace creo dos semanas leí la reseña de éste libro en la Estantería de Cho, y me dieron mucha envidia porque lo tenía en la estantería pendiente de empezar, pero era el siguiente en mi lista.

Para el que aún no lo sepa soy un fanboy de Brandon Sanderson, así que será difícil que la reseña sea imparcial. Pese a ello, allá voy.

Historia: Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova. De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners.

No me diréis que el libro no tiene un punto de partida interesante: nuestro mundo en un futuro cercano, por un motivo desconocido algo aparece en el cielo y empieza a aparecer gente con poderes. Lo curioso del caso es que no hay uno bueno, convirtiéndose todos en supervillanos, pero sin tener a nadie que luche contra ellos. Con éste panorama, en apenas diez años dominan el mundo a modo de pequeños dictadores, con la población humana sometida a sus caprichos.

Nosotros seguiremos la acción desde el punto de vista de David, un chico que con ocho años vio aparecer a Steelheart en la ciudad de Chicago, un día fatídico, ya que su padre murió en él. Lo especial de ese momento fue que el chico vio sangrar al Épico (nombre con el que se conoce a la gente con poderes), algo que no ha sucedido más, ya que se supone que es indestructible.

Diez años más tardes y con una obsesión patente para vengar la muerte de su padre, David intenta encontrar a los legendarios Reckoners, un grupo de resistencia que se dedica a lo que nadie creía posible: matar Épicos para dar esperanza a la humanidad. Su objetivo? Acabar con Steelheart y sus lugartenientes.

Es una historia sencilla, repleta de acción, pero con los elementos fantásticos necesarios para atraparte. Por si fuera poco, cuenta con unos personajes muy carismáticos y bastantes interrogantes como para tenerte atrapado hasta que se van desvelando (casi todos).

Atrapa como pocos.

Personajes: Es interesante ver cómo Sanderson construye la psicología de sus personajes con apenas un par de trazos, tanto psicológicos como físicos, trazos que nosotros ampliamos a medida que les vemos hablar o actuar, así los conoceremos por sus acciones y palabras antes que por una descripción exhaustiva. Los principales son los siguientes:

David: El protagonista de la historia, un chaval que ha sobrevivido como ha podido en la ciudad de Steelheart desde la muerte de su padre, recogiendo información sobre los posibles puntos débiles de los Épicos de la ciudad (y otros importantes del resto del mundo), estudiándolos y planeando obsesivamente cómo vengar la muerte de su padre (rebuscando cuál pudo ser el punto débil de Steelheart).

Es alguien muy temerario, que piensa antes de actuar y que hará lo que crea necesario para conseguir su objetivo.

Megan: Primer contacto del chico con los Reckoners, una mujer poco mayor que él, seria y profesional, que tan pronto le trata como a una amigo como pasa a despreciarle. Buen personaje.

Abraham: El más taciturno del grupo, un hombre que porta una gran arma y que sabe usarla, siendo el segundo del Profesor en el campo de operaciones.

El Profesor: Fundador de los Reckoners y el genio que desarrolló la tecnología que hace de ellos una amenaza para los Épicos. Un hombre que se niega a usar sus propios inventos, así como a hablar de su pasado o vida personal.

Como David, parece tener algo personal en el odio que profesa a Steelheart, convirtiéndose en su mayor aliado (y mentor) dentro de la célula terrorista.

Cody: Otro miembro del grupo, éste abierto y con un humor totalmente disparatado, de esas personas incapaces de callarse y que usan su desbordante imaginación para desengrasar momentos tensos dentro del grupo.

Digamos que es el alma de los Reckoners, y uno de los personajes a los que más aprecias nada más abre la boca.

Steelheart y los suyos: Las némesis de la historia, seres prácticamente omnipotentes que van ganando en carisma a medida que conocemos más y más detalles de ellos.

Además del personaje que da nombre al libro (Steelheart, un Épico que controla la ciudad pero que da uno de los mejores tratos a los ciudadanos del mundo) tenemos a Nightwielder (con poder sobre las Sombras, capacidad de ser incorpóreo y que ha vuelto la ciudad en una oscuridad perpétua), Firefight (el típico hombre-antorcha) y Conflux (el que aporta la energía suficiente a la ciudad).

Es curioso ver que todos los Épicos son malvados, sin ninguno que use sus poderes para proteger a la gente.

Tia: Último miembro de la célula del Profesor. Es una mujer que no se implica en las operaciones de campo, pero que dirige a los hombres desde la base mediante la tecnología y sus dotes de hacker.

Opinión personal: Steelheart es una novela como al copa de un pino, de esas que combinan una buena escritura con una buena trama, personajes carismáticos y grandes cantidades de acción.

Además, cuenta con un punto de partida interesante (gente con poderes haciendo el mal, y humanos sin ellos intentando resistir) que, pese a recordar al primer libro de Nacidos de la Bruma (con el que comparte multitud de elementos) sabe encontrar su propio espacio gracias a la imaginación de Sanderson para crear poderes interesantes y debilidades para los mismos (nunca crea sistemas de “magia” en los que no haya una contrapartida al hecho de usarlos).

Éste punto de partida va mejorando a medida que vas pasando las páginas, sin ningún bajón y con varios clímax en los finales de las distintas partes de las que se compone el libro; un subidón constante que, unido a unos capítulos bastante cortos haga que leas sin parar hasta llegar al final (unas 400 páginas).

Es de esos libros que te atrapan de principio a fin, conduciéndote por una trama aparentemente lineal pero que sabe sorprender en los momentos justos, y lo hace sin Deus Ex Máquina, simplemente une las pistas que había dejado caer y que te extrañaban un poco para crear una explicación plausible que lo une todo y le da sentido al conjunto.

Y lo mejor es que lo hace con unos personajes carismáticos, con unas relaciones claras entre ellos y hacia el lector, que les hace entrañables, cada uno en su entorno.

Lo único negativo del libro es que acaba, dejándote con ganas de más y teniendo que esperar a que salgan los dos libros más que tiene previstos Sanderon para la saga (a publicar ambos en inglés para el 2015, lo que me hace tener esperanza de ver uno de ellos en Navidad de dicho año).

Un imprescindible a poco que te guste la ficción, y una puerta de entrada inmejorable para conocer a un autor que mejora con cada libro que escribe (y no son pocos los que acaba a lo largo del año), que a poco que os guste os tendrá enganchados sin remisión, esperando las siguientes entregas de las múltiples sagas que va dejando abiertas (pero en las que también va avanzando, de forma lenta pero segura).

Creo que estamos ante el que será el Stephen King del género de la fantasía: alguien con una gran producción que copará las estanterías de todo el mundo y se hará un nombre como el rey del género. Esperemos que no haga como King y sus novelas mantengan todas la calidad tan alta a la que nos está acostumbrando hasta el momento. Veremos si el tiempo me da la razón o me la quita…

Por el momento ya tardáis en comprar el libro, y a poder ser mediante el enlace que dejo unas líneas más abajo (sí, me dan una comisión que uso para seguir comprando libros que reseñar XD).

Valoración personal: 10.


Publicar un comentario