jueves, 24 de julio de 2014

PS3 - Remember Me


Hubo un juego el año pasado al que seguí muy de cerca (junto al Beyond Dos Almas) fue Remember Me, un juego de Capcom que venía a empezar una nueva IP y que mostraba cosas muy interesantes.

Desgraciadamente, cuando salió no obtuvo buenas críticas, así que lo dejé de lado y me olvidé de él. Hasta que en PSPlus me lo dieron gratis y pude jugarlo tranquilamente.

Historia: Año 2080 y pico, ahora no me acuerdo, estamos en una instalación médica donde se dedican a extirpar recuerdos a criminales y mantenerlos encerrados. Tras una sesión, oímos una voz en nuestra mente que nos insta a huir y nos ayuda a hacerlo.

Una vez fuera aparecemos en una Neo París donde todos los seres humanas llevan un implante que les permite manipular sus propios recuerdos, así como compartirlos con los demás. Lo que debería haber servido para volvernos más empáticos y curar según que trastornos, al final ha servido para tener más controlada a la población.

Y nosotros, encarando a Nilin, nos veremos en el centro de una trama para derrocar éste sistema. Parece que antes de que nos encerraran y nos robaran los recuerdos formábamos parte de una organización que utilizaba la modificación de memoria para luchar contra la empresa que la contrala. No sólo eso, éramos su mejor agente.

Pero ahora estamos perdidos, sin una memoria sobre la que apoyarnos seguimos las instrucciones de la voz mientras nos planteamos nuestros actos y los de la sociedad que nos rodea.

Una buena trama, aunque debo confesar que siempre he tenido debilidad por los personajes amnésicos, que mezcla la ciencia ficción más pura con el avance personal de la protagonista.       

Apartado Técnico: Sorprendente.

Se trata de un juego que corre sobre el manidísimo Unreal Engine 3, un motor que se ha mostrado sólido con casi cualquier juego que lo ha usado, y que con Remember Me luce estupendamente.

Es posible que por músculo técnico aún pudiera dar un poquito más de sí, pero entre que está a un nivel muy alto y que se ha hecho un trabajo artístico genial, tenemos la sensación de estar dentro de la futurista Neo París en todo momento.

Es de esos juegos que entran por los ojos en cuanto los ves, usando una paleta de colores muy particular, unos escenarios muy detallados y con unos fondos realmente buenos y que te meten en materia.

Sí, es un juego muy pasillero, lo que ayuda a crear unos escenarios bonitos más fácilmente, pero personalmente me absolutamente igual.

El apartado sonoro también es muy bueno, con una banda sonora electrónica que pega con la ambientación y un estupendo doblaje al castellano.

Me encanta.

Jugabilidad: Llegamos al apartado que más controversia levantó cuando salió el juego, y ese no es otro que lo que sentimos cuando nos ponemos a los mandos.

El juego tiene dos partes bien diferenciadas: el avanzar y los combates.

Avanzar por los escenarios no es complicado, son secciones de plataformas al más puro estilo Uncharted, es decir, guiadas y fáciles pero bonitas de ver. Junto a eso tenemos algunos puzles que consistirán en apretar cierto interruptor, mover una plataforma o levantar una puerta para seguir avanzando. No son mecánicas difíciles (pecan hasta de sencillas), pero no lo veo un hándicap, ya que el juego tiene claro lo que ofrece y no intenta maquillártelo de otra forma, con lo que si te gusta el sistema seguro que lo disfrutas (como yo, que creo que no todos los juegos deben ser de mundo abierto o complejos de avanzar).

Luego tiene los combates, donde bebe de juegos como los Batman usando un sistema de combos y esquivas muy sencillo que responde al timing. Tendremos cinco ataques configurables, en los que no podremos modificar qué botón apretar, pero sí que efecto tiene ese botón (daño, curación, acelerar habilidades especiales o mejorar el efecto del botón anterior). Es un sistema chulo, pero que se hace algo pesado por el exceso de combates.

Unos combates que en ocasiones se hace cansinos por haber demasiados seguidos e iguales (aunque cada enemigo tiene una mecánica propia).

Para acabar tenemos una cosa chulísima que no acaba de explotarse: consiste en entrar en la mente de personajes claves de la trama y modificar sus recuerdos mediante ir tocando cosas predefinidas de ese recuerdo. Es simple, pero divertido.

Vamos, que a mí me ha gustado todo el trozo plataformero y de puzles, así como muchos de los elementos de los combates. Lástima que haya algunos de más, porque la mezcla de todos los elementos me parece muy buena (y mejorable para futuras entregas, de haberlas).

Opinión Personal: Cada vez que pienso en las notas que se ha llevado éste juego no llego a entenderlo, y más comparándolo con el juego inmediatamente anterior que ha pasado por mi consola, que me parece bastante peor y tiene más de un punto de media en todos lados (Metal Gear Rising).

Remember Me no tiene un gameplay apasionante por lo difícil, complejo o profundo. De hecho lo tiene bastante normalito y basándose en elementos sencillos que funcionan bien juntos (plataformas guiadas, puzles sencillos, combate con posibilidades pero algo cansino, el remezclador de memorias y unos jefes finales divertidos). Ninguno sobresale.

Pero si lo juntamos con una muy buena trama (posiblemente el elemento que más me gusta encontrarme en los juegos) y unos gráficos infravalorados (que a mí me encantan) tenemos un producto potente y altamente recomendable.

La historia de Nilin, la ambientación y el desarrollo guiado son tres elementos que a mí me han gustado mucho. Dejándome el juego con un estupendo sabor de boca y con ganas que la IP tenga continuidad en consolas de nueva generación.

Porque los elementos del juego son chulísimos, sólo le falta un pulido extra y algo más de experiencia para ser un imprescindible para cualquier jugón.

Yo lo recomiendo, y es el mejor juego que he jugado de los últimos cuatro con y cierta diferencia (Tales of Xillia, Metal Gear Rising, Resident Evi 6 y Remeber Me).

Valoración Personal: 8,9.


Publicar un comentario