viernes, 18 de julio de 2014

Trueque Mental

Sigo comprando poco a poco todos los números de la (desgraciadamente) extinta colección de literatura fantástica de RBA, tocándole en ésta ocasión a la prometedora novela Trueque Mental.

Os dejo con mi reseña.

Historia: En un futuro no demasiado lejano el método más barato para viajar por el universo consiste en intercambiar el cuerpo con un habitante de otro planeta: el trueque de las mentes permite pasar las vacaciones en otro mundo dentro del cuerpo de un nativo del planeta. Esta es la opción que utiliza Marvin Flynn, un aburrido pero inquieto terrícola, para pasar una temporada en Marte. Pero no todos los participantes en el trueque mental juegan limpio y Marvin acaba descubriendo que su marciano, aparentemente perfecto no es tal, sino un estafador intergaláctico que va saltando de cuerpo en cuerpo para cometer sus fechorías. A partir de aquí empezará la odisea de Marvin por medio universo para intentar recuperar su cuerpo.

Como podéis ver el punto de partida de ésta corta novela es bastante interesante: la posibilidad de vivir la vida durante un tiempo dentro de otro cuerpo, a modo de intercambio.

Lo bueno viene cuando ese cuerpo resulta que no va a ser tuyo, y que el tuyo te lo han robado, quedándote a punto de ser expulsado a la nada y morir. En esas circunstancias aceptarías cualquier cuerpo, verdad?

Entre el robo del cuerpo original y las experiencias que vive el protagonista tenemos montada una novela que va de más a menos, volviéndose más y más surrealista según pasan las páginas, hasta acabar en un delirio difícil incluso de seguir (al más puro estilo de las primeras novelas de Terry Pratchett).

Personajes: Hay un único protagonista en la novela, que pese a los cambios que sufre su psique para adaptarse a los distintos cuerpos no deja de ser el mismo.

Así, Marvin es un terrícola de una población rural donde nunca pasa nada y que quiere experimentar el universo desde los ojos de sus nativos. Alguien que hará lo posible por seguir vivo, pero al que la experiencia le afectará de formas cuanto menos bizarras.

Destacar también la figura del inspector ocupado del caso de Marvin, un personaje muy gracioso que tiene algunas de las mejores frases del libro.

Opinión Personal: Con su colección de literatura fantástica RBA me va dando una de cal y una de arena, y al leer el principio de ésta novela yo pensaba que ésta sería de las buenas.

Cuál ha sido mi decepción cuando al ir pasando de la mitad del libro la cosa iba degenerando hasta unos niveles que no recordaba desde la Luz Fantástica con absurdo por el absurdo (pese a tener explicación) y una caída a los infiernos de la trama que ríete tú de la última serie de Jennifer Love Hewitt.

Es tal la caída que pega el libro que he llegado a pensar que al autor le dio un ataque mientras lo escribía y juntó dos historias que no tenían nada que ver, o varias si me apuras. Pegotes que no parecen tener relación (aunque al final se la den) y que dicho final no arregla de ninguna de las maneras.

Creo que es la novela que pierde más según avanzas en sus páginas que he leído nunca, y es que el inicio estaba muy bien, con sentido del humor, buena ciencia ficción y un cierto misterio por ir viendo cómo acababa todo.

Si tienes la oportunidad de leerlo no lo hagas.

Valoración Personal: 2,5 (el principio me gusta y me ha hecho reír en un par de momentos).


Publicar un comentario