viernes, 17 de octubre de 2014

Mass Effect: Ascensión - Mass Effect II

Hace un tiempecillo os traje la reseña de la primera novela basada en los estupendos videojuegos de Mass Effect y, sinceramente, no me esperaba que una novela basada en una franquicia de videojuegos estuviera tan decente.

El caso es que con esos antecedentes y sabiendo que había un par de las mismas, estaba claro que en un momento u otro caerían esas novelas; y eso es lo que os traigo hoy: la continuación de esa Mas Effect: Revelación, titulada Ascensión.

Habrá mantenido la calidad?

Historia: Ascensión, la esperada segunda entrega de serie de novelas ambientadas en la trepidante aventura gráfica Mass Effect.

La científica Kahlee Sanders ha dejado la Alianza de Sistemas para unirse al proyecto «Ascensión», un programa que ayuda a los niños bióticos a canalizar sus extraordinarios poderes. El estudiante más prometedor del programa es Gillian Grayson, una niña autista de doce años. Lo que Kahlee no sabe es que Gillian es un peón involuntario del Grupo Cerberus del que, además, el padre de la niña es miembro. Para liberarla, Kahlee deberá recorrer los lugares más recónditos de la Galaxia y enfrentarse a los más terribles enemigos.

Ambientada veinte años después de la primera novela y apenas un tiempo después del final del primer videojuego, ésta novela nos presenta una historia en la que la Alianza ha abierto una escuela para niños bióticos. En ella se les entrena y potencia en el uso de sus capacidades.

Allí la doctora Kahlee Sanders (la del primer libro) forma parte del equipo que trata a esos niños, entre los que se encuentra una tal Gillian Grayson, una niña con cierto nivel de autismo pero el mayor potencial de cuantos hay en la academia. El problema viene cuando el grupo terrorista pro humano Cerberus es el que está detrás de la niña (más bien de su padre), y hará lo posible por obtener resultados.

Es una trama bastante sencillita, pero que mezcla suficientes elementos y guiños de la obra original como para que los fans se lo pasen bien a lo largo de sus poco más de doscientas cincuenta páginas. Una conspiración de Cerberus y el Hombre Ilusorio se verá desenmascarada por la doctora Sanders, que tendrá que tomar ciertas decisiones que la llevarán a donde no hubiera esperado.

Acción, inclusión de elementos interesantes de trasfondo (los quarianos), el juego con la biótica, personajes interesantes y un desarrollo ágil y entretenido hacen que lo que a priori es una trama sencillita acabe siendo un libro bastante interesante.

Personajes: De nuevo tenemos a un grupo de personajes bastante reducido (no en vano es una novela cortita), pero con apenas un par de trazos el autor tiene la habilidad de dotarlos de cierta profundidad pese al espacio disponible. Éstos son los siguientes:

Kahlee Sanders: Tras lo que le sucedió en el primer libro, la prometedora científica ha decidido pasarse a trabajar para la Alianza para formar a los bióticos más prometedores que la humanidad puede dar. Una mujer volcada en su trabajo y muy interesada en los resultados del mismo, que, sin embargo, se dejará llevar por los sentimientos personales cuando uno de sus alumnos esté en peligro.

Gillian: Hija adoptiva de Paul Grayson, Gillian es una niña muy especial. Con un potencial para la biótica muy superior al del resto de sus compañeros, está tan encerrada en sí misma que apenas parece prestar atención a su alrededor, lo que hace que aparentemente no progrese. Es ella el sujeto que Cerberus está estudiando para dar un salto en la biótica humana, y para ello experimentarán lo que sea necesario.

Paul: Un agente convencido de la asociación Cerberus. Paul recibió la misión de criar a Gillian como si fuera su hija, y es en eso en lo que ha acabado convirtiéndose. Ahora, alejado de ella durante todo el tiempo que lleva en la Academia, empieza a plantearse sus prioridades: su lealtad hacia el Hombre Ilusorio (dirigente de Cerberus) es mayor que su amor a su hija? Éstos pensamientos le han hecho caer presa de una adicción por un tipo de droga.

Quarianos: La única raza de relevancia que sale en la novela más allá de la humana es la quariana, éstos gitanos del espacio serán en parte protagonistas de la misma, mostrándonos algunos de sus rasgos culturales más característicos.

Otros: También hay un par o tres de personajes interesantes más en la novela, y van desde el jefe de seguridad de la Academia (encariñado con Gillian y biótico), el amante de Kahlee (un joven que participa en las clases) o el mismo Hombre Ilusiorio (con otro de sus agentes a la cabeza).

Opinión Personal: Ascensión me ha sabido transmitir sensaciones muy parecidas a las que me transmitió en su momento Revelación. Y no es que se trate de una novela compleja o con multitud de giros. No. Ascensión es una novela sencillita, de esas para pasar el rato, pero que cuenta con una muy buena ambientación (no en vano el autor es uno de los creadores del universo Mass Effect) y un ritmo que atrapa, no por lo frenético, sino por lo bien medido que está todo.

Como novela de franquicia videojueguil está a un nivel muy alto, y la disfrutarán sobremanera los fans de la misma. Eso sí, es posible que sin haber jugado a la saga de videojuegos la novela no tenga el mismo valor, ya que los guiños y detalles que hay para los fans son muy numerosos (desde nombrar a Shepard hasta ambientar parte de la novela en Omega).

Así que no sois fans de la franquicia, lo mejor que podéis hacer por vosotros mismos es jugárosla de principio a fin, los tres juegos (son geniales). Una vez acabados, os habréis convertido en fans, y en ese momento no hará falta que os recomiende la novela porque ya os habréis hecho con ella.

Si la miramos como una novela de ciencia ficción al uso, no deja de ser una de esas que nos entretienen durante un corto período de tiempo y en las que luego no volvemos a pensar. Digamos que ideal para no pensar nada y leer en veranito entre lecturas más densas.

La recomiendo? Sólo si conoces el universo Mass Effect.

Valoración Personal: 8.



Publicar un comentario