martes, 2 de diciembre de 2014

Bleach #57

Debo confesar que me daba una pereza tremenda leerme el tomo 57 de Bleach, tanto es así que se me ha acumulado con el siguiente pese a lo espaciados que salen.

El caso es que ha sido un tomo atípico a más no poder, pese a empezar con los combates habituales entre morralla, con shinigami perdiendo y ¿muriendo? En el campo de batalla mientras Ichigo queda encerrado en una cárcel de energía o algo similar.

Matanza, derrota… pero faltaba por ver entrar en acción al comandante.

Y vaya si lo hace! Puro espectáculo de destrucción el que nos proporciona el abuelete, con un poder desatado que da las mejores escenas de acción de éste manga desde… ¿siempre? De verdad que no te haces una idea de lo que éste buen hombre puede hacer hasta que te lees éste tomo: genial.

Se me hace muy raro pensar que Bleach ha tenido un tomo que me ha gustado, aunque sea a base de combate molón y deje de lado la trama de forma escandalosa. Lo malo? La sensación de trampa que tengo todo el rato durante el combate, creo que Kubo querrá darle una vuelta de tuerca a todo el asunto que se cargará lo bueno que acaba de hacer. Al tiempo.


Por el momento sólo puedo congratularme de ver que Bleach puede seguir siendo divertido.


Publicar un comentario