lunes, 9 de marzo de 2015

Star Trek T1

Para seguir demostrando lo de actualidad que llega a ser éste blog, hoy os traigo una serie que más que clásica es viejuna. Os estoy hablando de Star Trek. Sí, Star Trek, sin subtítulo alguna, esa serie de finales de los sesenta que lo petó allí donde fue.

Para el que haya vivido en una cueva los últimos cincuenta años, Star Trek nos cuenta la historia de una nave espacial que viaja por el espacio (por dónde sino iba a ir) en representación de la humanidad para establecer vínculos diplomáticos o descubrir otras culturas.
Es una nave eminentemente científica, en la que viajan como miembros destacados el capitán Kirk y el señor Spock.

A lo largo de los veintinueve capítulos que dura ésta primera temporada (de casi cincuenta minutos cada uno) asistiremos a varias de las aventuras a las que ésta tripulación hará frente, siempre como amenazas para algún (o todos) miembro de la tripulación.

El patrón de la serie es sencillo: amenaza, investigación, lucha final. Un patrón que se repite con mejor o peor fortuna a lo largo de los capítulos según lo inspirados que estuvieran los guionistas ese día. Eso sí, vale la pena comentar que hay capítulos muy bien pensados, con guiones que tratan desde los viajes en el tiempo hasta el choque de universos (de forma bastante light).

Por desgracia para la serie los años no pasan en balde, y quitando un puñado de muy buenos capítulos, el resto son más de vergüencita ajena que otra cosa. Son esos capítulos en los que no podemos olvidar los pijamas que lleva la tripulación, lo cutre que es visualmente o lo sobreactuada que está (con el capitán a la cabeza).

Vale la pena meterse con ésta serie? Creo que no. Únicamente los completistas o fans absolutos de la ciencia ficción podrán perdonarle los casi cincuenta años que tiene ya a sus espaldas; el resto no podrán evitar mirar con cierto sonrojo y pendientes de si les pillan viéndola.

Eso sí, sienta algunas de las bases para el peculiar universo que se explotaría con más acierto (y medios) bastantes años más adelante.

Cuando acabe las otras dos temporadas de la serie ya os las comentaré, pero va por delante que no creo me sorprendan en lo más mínimo.
Publicar un comentario