domingo, 7 de junio de 2015

The Amazing Spiderman #001 a #005

No me preguntéis el porqué, pero el caso es que he puesto a leerme la serie Amazing Spiderman y me ha dado por empezar desde el primer número.

Hacer una bizarrada de éstas no sólo me llevará tiempo, sino que también me hará empezar con comics de los años 60, unos números de los que a priori no esperaba demasiado.

Spiderman es uno de mis personajes favoritos, ese adolescente con poderes arácnidos que lucha contra el crimen balanceándose por la ciudad de Nueva York a la par que tiene sus problemas personales. Así que no es de extrañar que un poco de curiosidad tuviera para leerme sus inicios.

Lo primero que llama la atención de éstos números es ver que el personaje de Spiderman viene de otra colección, naciendo como tal allí y pasando a tener cabecera propia gracias a las ventas.

Estos primeros cinco números nos presentarán a un buen puñado de los personajes que forman la base del protagonista (la tía May, J.J. Jameson, su profesión como fotógrafo, Flash, el Buitre, el Hombre de Arena, el Doctor Octopus). Una serie de personajes y elementos que nacen en estas páginas y las dotan de una cierta magia.

Cada número tiene un villano, se nos presenta y se resuelve la disputa, pero ya a tan temprana altura iremos viendo algunos de los problemas que le supone a Peter el ser un adolescente y dedicarse a ser un Superhéroe (el dinero, el bulling en clase, etc…) un contraste entre ambas vidas que va ganando protagonismo a medida que se suceden los números.

Me ha sorprendido que los números se sigan leyendo bastante bien a día de hoy. Vale, tiene ideas y elementos desfasadísimos y un tono casi camp que chirría bastante; pero incluso con eso tenemos aventurillas distraídas, de esas que nos piden que apaguemos el cerebro para leerlas.

En general estoy gratamente sorprendido, un comic con acción, con un gran valor histórico y una cantidad de texto muy alta que consigue entretener y que a medida que vayan pasando los números y los años estoy convencido que me atrapará más y más.


PD: Algunas cosas me han llamado la atención sobremanera: lo que lleva para planear, que al principio no se balancee, el cinturón con esa señal que no sirve para nada y lo pesado que es Jameson. Cosas que se han cambiado (no todas) con los años y que sorprende ver distintas aquí.
Publicar un comentario