martes, 14 de julio de 2015

Los Muertos Vivientes #9: Aquí Permanecemos

Gracias a un regalo de Rasetsu hay ahora en cosa un nuevo volumen de esos bien gordos de los Muertos Vivientes, y es por ello que hoy os paso a comentar el primero de los cuatro tomos que lo componen.

En éste noveno tomo de la serie es evidente que el guionista opta por tomarse un ligero respiro tras todo lo sucedido en la cárcel: con los personajes desperdigados o muertos, Rick y su hijo están solos por primera vez, y eso es algo con lo que ambos deberán aprender a lidiar.

En general se trata de un número mucho más pausado, con dos personajes en primer plano intentando gestionar las emociones del duro golpe recibido. Tanto el padre (perdiendo la confianza) como el hijo (sin tener muy claro si comportarse como un adulto o no) tienen un buen montón de demonios internos con los que lidiar, y a eso se dedican.

Personalmente agradezco mucho éste tipo de números, en ellos vemos la evolución psicológica de unos personajes que llevan un año y pico realmente horrible, y necesitan éstos momentos de pausa para incorporar a su personalidad los golpes que les da la vida.

Puede que más de uno entienda éstas páginas como un bajón, pero sin ellas sería imposible tener los subidones de acción, o simplemente nos daría igual quién vive y quién muere.

Genial.


Publicar un comentario