viernes, 23 de octubre de 2015

Caricias de Hielo - Psi/Cambiantes III

Ha pasado algo más de un año y medio desde que me leí la anterior entrega de la saga, pero me ha sorprendido lo fresca que la tenía en la cabeza y lo rápido que he vuelto a meterme en el mundo de los psi y los cambiantes.

Hoy toca hablar de Caricias de Hielo, tercera entrega de una saga que empieza a tener cierta longitud y cuyo comentario os dejo a continuación.

Historia: Cuando era soldado de élite de las fuerzas del Consejo de los Psi, Judd Lauren se vio obligado a hacer cosas terribles en nombre de su gente. Ahora es un desertor y sus tenebrosas habilidades le han convertido en el más letal de los criminales: frío, despiadado, insensible. Antes de ser abducida, brutalmente torturada y mentalmente violada por un poderoso asesino en serie Psi, Brenna Kincaid era una cambiante intrépida y voluntariosa. Ahora ha vuelto con los suyos e intenta reponerse de la pesadilla. Pero en cuanto se descubre un primer cadáver víctima de una violencia que le resulta demasiado familiar, Brenna teme que la sensibilidad diabólica que merodea en su interior, consecuencia de la cautividad y las torturas, la haya convertido en aquello que más teme. Consciente de que Judd Lauren es el único que puede entenderla y ayudarla, recurre a él, aunque su faceta sensual se rebela contra la personalidad fría e inhumana del guerrero. Y el deseo estallará entre ellos, y su pasión mutua supondrá un peligro que amenazará no solo a sus corazones, sino también sus vidas. «Una aventura sensual y peligrosa que no puedes perderte.» LORA LEIGH

Ha habido un asesinato en el seno del clan de los lobos, un asesinato relacionado con el mundo de la droga y curiosamente con Brenna, una cambiante que fue torturada y quebrada por el psicópata de la primera novela.

Con éste punto de partido asistiremos al enamoramiento entre Brenna y el psi Judd, algo a priori imposible por el fuerte condicionamiento al que se sometió al psi, capaz de matarle si llega a sentir algo.

Mezclando la relación de los dos personajes, la investigación del asesinato, la cura de Brenna respecto a lo que le pasó y una serie de movimientos del Consejo psi contra los cambiantes (más algo de trama que arrastramos de otras novelas, como movimientos dentro del Consejo, la existencia de un grupo psi en contra del mismo o la reciente creación de unos implantes más poderosos).

En general la novela se centra en la relación de los dos personajes y cómo les afecta respecto a los que les rodean, el resto de tramas ocupan muchísimo menos espacio pese a ser lo que realmente interesa en la novela.

Personajes: Como viene siendo habitual en la saga, los dos “nuevos” personajes son los que acaparan mayor peso en la novela, y lo hacen hasta tal punto que da la sensación de que el resto actúan como meras comparsas o simples cameos de novelas pasadas/futuras; con poco peso y no demasiada profundidad.

Brenna: La loba protagonista, una mujer inteligente que fue secuestrada y torturada por un psi hasta el punto de casi quebrar su voluntad. Parece tener una sensibilidad especial para captar sueños de otras personas, lo que unido a algo que parece no recordar la pone en el punto de mira del nuevo asesino.

Judd: Un psi entrenado desde pequeño para matar gracias a sus peculiares poderes, y que debido a ese condicionamiento especial siente un dolor tremendo cada vez que se permite sentir cualquier cosa (hasta el punto de temer por su vida). Así que no es de extrañar que el enamoramiento de Brenna le cause casi pánico.

Por si fuera poco, su posición dentro del clan no es demasiado clara, lo que provoca roces a la mínima con algunos de sus miembros.

Hawke: Jefe del clan de los lobos. Le veremos pasarse por las páginas en múltiples ocasiones, ya sea para planear algún movimiento, aconsejar a Brenna o hablar con Judd. Un personaje que cae en gracia y que estoy casi seguro tendrá una novela como protagonista.

Consejo: Los miembros del Consejo psi siguen con sus movimientos políticos, en ésta ocasión centrados tanto en el nuevo implante experimental como en el recién ascendido a un puesto de poder. Despiadados y egoístas hasta decir basta.

Otros: Como he dicho más arriba hay un buen puñado de personajes más, desde los protagonistas de las novelas anteriores (a los que vemos cómo evolucionan) hasta los hermanos de Brenna o la familia de Judd, pasando por alguna que otra sorpresa interesante de cara a la trama de la saga. En general tienen apariciones bastante cortas y sólo sirven para hacer avanzar la trama y hacernos ver que suceden cosas alrededor de los personajes que no tienen porqué controlar.

Opinión personal: Vista la opinión generalizada en webs de lectura, parece ser que soy de los pocos a los que ésta tercera novela no le ha convencido tanto como las anteriores, dejándome algo frío en algunos tramos e incluso llegando a hacérseme algo pesada en otros.

No es un mal libro, la trama está bien y los personajes y su amor imposible son carismáticos (más él), pero se ve venir desde tan lejos cómo va a acabar todo que cuando tus premoniciones se cumplen no te queda menos que quedarte indiferente.

Lo mejor de la novela? La relación entre los protagonistas y las pinceladas de trama que nos dejan caer de vez en cuando.

Lo peor? La sensación de haber leído el mismo libro con distintos protagonistas (tipo peligroso, mujer que se derrite, etc…) con la única novedad que ahora el psi es el hombre y tiene la cabeza mucho peor que las dos mujeres anteriores.

Como novela romántica funciona bastante bien, pero falla en cuanto a tercera entrega de una saga que debería ir despegando ya y que se limita a insinuar algunas cosas y avanzar en otras bastante irrelevantes.

De verdad que espero que la cuarta novela de la saga me guste más, porque me temo que me gustará algo menos y acabaré leyendo la saga por inercia más que por gusto (de momento sigue habiendo más de lo segundo que de lo primero).

El tiempo dirá.

Ahora mismo no puedo recomendaros el libro a no ser que os guste mucho el género y quedarais encantados con la primera novela de la saga.

Valoración personal: 7,2.


Publicar un comentario