jueves, 12 de noviembre de 2015

House of Cards T3

Ha llegado el momento de comentar lo que me ha parecido la última temporada de House of Cards, esa serie que en su primera temporada conquistó a público y crítica gracias a su altísima calidad, tanto de producción como de actuación y guion. Una serie que puso a Netflix en primera fila en lo que a producción propia se refiere y que llega a su final con la temporada que hoy nos ocupa.

La temporada arranca con Underwood de presidente e intentando ejercer un poder que todavía no ha conseguido consolidar. Desde ese punto de partida asistiremos a un poco de todo: problemas de parejas, problemas con Rusia, problemas en la zona de la franja de Gaza, problemas al tirar hacia delante una ley del trabajo e unas elecciones presidenciales. Con todo esto tenemos tramas para aburrir, lo que unido a los personajes ya conocidos nos da como resultado una temporada muy redonda.
El ritmo de la serie sigue siendo igual al de temporadas anteriores, con grandes escenas intimistas entre personajes (con conversaciones muy bien llevadas) unidas a otras algo más amplias y que ayudan a coger perspectiva. En general creo que es un ritmo que le va como anillo al dedo a una serie que intenta tratar sobre la parte oscura del poder (exagerándola) y cómo éste afecta a los que están cerca de él.

La factura técnica vuelve a ser excelente, y las actuaciones memorables. En éste último apartado vuelven a destacar los cara a cara entre Underwood y su mujer, un matrimonio al que hemos ido conociendo a lo largo de los capítulos y que es el auténtico eje motor de la serie.

Personalmente creo que ésta tercera temporada ha venido a darnos lo que esperábamos los que ya habíamos visto las dos anteriores. Ni más ni menos. Y esto puede convertirse en un problema si uno tiene las expectativas muy altas por tratarse de la última temporada.

Si esperáis encontraros algo apoteósico id desengañándonos, seguimos ante una serie excelente, pero no sube enteros en éste tramo final (ni los baja).


Yo os recomendaría que vierais la serie entera si todavía no lo habéis hecho, tiene una factura muy HBO y raro será que a alguien no le guste, ya sea por un motivo u otro.
Publicar un comentario