miércoles, 2 de marzo de 2016

Fairy Tail #45

Admito que últimamente he estado viendo el anime de Fairy Tail (maldito Netflix), algo que me ha hecho valorar más la calidad del manga y coger éste volumen 45 con más ganas de las habituales.

Y curiosamente me ha sorprendido para bien. Éste es de los tomos que Mashiba sabe hacer cuando se inspira: combates bien narrados, personajes carismáticos, diseños visualmente muy chulos, capítulos a un nivel de dibujo superior al habitual, emotividad… una mezcla de lo que le pido a un shonen al uso como es éste Fairy Tail.

Es cierto que la trama más allá de ver lo que puede hacer Lucy o de presentar al rey de los demonios avanza tirando a nada, pero aun así me ha parecido un tomo muy divertido de leer.

Sobre el fanservice. Normalmente no lo hago ascos a unas cuantas viñetas fanservice, pero el caso con la pobre Lucy está llegando a unos niveles que sabe hasta mal: no hay viñeta de éste número en la que no esté a punto de enseñar algo o en poses directamente absurdas. Un poquito vale, pero tanto llega a cansar.

Dicho esto debo admitir que si el resto de la saga mantiene éste nivel la disfrutaré mucho. Ya veremos.


Publicar un comentario