viernes, 22 de abril de 2016

Los Sueños de la Casa de la Bruja

Sigo con los relatos de Lovecraft, poquito a poquito, pero sin pausa. En ésta ocasión le ha tocado a Los Sueños de la Casa de la Bruja.

Historia: Como no podía ser de otro modo nos encontramos en la ficticia ciudad de Arkham, en ella seguiremos la historia de un joven estudiante de matemáticas que poco a poco se va obsesionando con la historia de una bruja del siglo XVII y su relación con las matemáticas necesarias para entrar en la cuarta dimensión.

Con tal de proseguir con su investigación se muda a una casa relacionada con dicha bruja, concretamente a una habituación situada junto a una zona sellada que se dice que ocupó ella.

En éste relato de terror iremos viendo cómo poco a poco éste joven estudiante va cayendo en la locura, cómo le van pasando cada vez cosas más inexplicables centradas en la habitación y la figura de la bruja y cómo todo va llegando a su inevitable final.

Un relato interesante en su trama que muestra muy bien la caída a la locura de un personaje.

Personajes: Como he dicho ya, lo mejor del relato es ver cómo el protagonista va volviéndose loco a medida que le suceden cosas (o las imagina), cómo se obsesiona cada vez más y más y cómo intenta descubrir qué es lo que está sucediendo. En éste sentido tenemos al personaje mejor perfilado de lo que llevo leído de Lovecraft, incluso hay algún (vecino) que otro secundario con cierta personalidad incluso saliendo apenas unas páginas.

Aun así, sigo pensando que el perfilar personajes no era precisamente el punto fuerte del autor.

Opinión Personal: Los Sueños de la Casa de la Bruja me ha parecido el relato más duro de leer de cuantos llevo de Lovecraft. Hasta el momento me estaba pareciendo una lectura bastante fácil, pero en ésta ocasión se me ha atragantado y debo confesar que mi mente se ha ido a otros sitios durante varios tramos.

La trama es interesante, y la caída hacia la locura más. Incluso las referencias a otras obras y a su cosmología están muy bien encontradas. Pero la forma de relatarlo se hace demasiado densa, da demasiadas vueltas sobre los mismos elementos sin centrarse, volviéndose cansino a cada página que pasa por no ir concretando. Es una densidad de las aburridas, no de las que hay que superar para encontrar un gran relato debajo.

Un primer bache con el autor que, por suerte, no es demasiado largo (no me ha llevado ni dos horas leerme el relato) y que también por suerte no es necesario para entender ningún elemento de la cosmología del autor. Cierto que la cuarta dimensión o la mención de Astaloth pueden ser relevantes, pero son sólo eso, menciones.

Sólo os diría que os acerquéis a él si estáis locos por leer todo lo del autor, o si os van los relatos densos, llenos de repeticiones, vueltas a los mismos elementos una y otra vez mientras el protagonista se va volviendo loco. Si buscáis algo más ameno de leer, podéis empezar con cualquiera de los demás que he reseñado ya en el blog.

Valoración Personal: 5,5.


Publicar un comentario