sábado, 28 de mayo de 2016

Hace un Año LXXIX... Tomorrowland: El mundo del mañana

Tomorrowland es uno de los pocos batacazos de taquilla que se ha permitido Disney en los últimos años, una película de gran presupuesto y con una cara conocida al frente que no consiguió la taquilla que se esperaba de ella. Fue merecido?

La película nos lleva a un mundo paralelo al nuestro, donde un genial inventor y una adolescente con gran habilidad deberán encontrar un sitio cuasi mágico en el que el inventor estuvo de pequeño, un lugar donde las grandes mentes de la humanidad se han unido y han ido más allá de lo imaginable. El objetivo? Salvar a la humanidad.

Una trama sencilla, con pocas vías de servicio que intenta darnos cierta moralina sobre la manía que tenemos como especie de mirar hacia otro lado, incluso cuando nuestro final está cerca y podemos evitarlo. Lástima que no consiga enganchar lo suficiente como para tirar de ti durante la película.

En el apartado visual no tengo nada que reprocharle. Los inventos y elementos de tecnología que veremos son imaginativos y tienen diseños muy chulos, además, los efectos especiales están a la altura de lo que uno espera de una producción de éste estilo, y si bien no deslumbran, sí que tienen un gran nivel.

El reparto hace lo que puede con lo que tiene, pareciéndome especialmente acertada la adolescente y bastante mejorables la chica robot y el personaje interpretado Hugh Laurie. Un desperdicio absoluto, porque quitando a la niña, los dos actores con más nombre podrían haberlo hecho mejor.

El ritmo de la cinta es irregular, y esto ha sido lo que me ha acabado de matar. No porque no haya acción o porque no esté bien rodada, sino porque la película no se desarrolla de forma que te mantenga atrapado y con ganas de ver qué será lo siguiente que aparecerá en pantalla. Es un ritmo irregular posiblemente por el montaje, que mete algunas escenas prescindibles. O igual por lo mal que lo hace la ya mencionada chica, en cuyo rostro se recrean.

Personalmente esperaba más de ésta película, una cinta sencilla con buenos efectos especiales que consiguiera mostrarme un mundo imaginativo por el que me interesara. Y no ha sido el caso, ya que el interés que puedo sentir por Tomorrowland es nulo.

Y es una pena, porque los elementos (y el dinero) para hacer una gran película de ciencia ficción los tenían. Pero algo ha descarrilado por el camino para acabar dando una cinta normalita de gran presupuesto, un intento de arriesgar un poco y ofrecer algo distinto que se queda a medio camino y merece un simple “psé, no está mal”.

Vosotros la habéis visto? Que opináis?

Valoración Personal: 5,5.
Publicar un comentario