lunes, 23 de mayo de 2016

The Seven Deadly Sins

Sé que me haré pesado, pero las facilidades que me da Netflix para ver anime están haciendo que recupere tan sana afición. En ésta ocasión le toca a una serie basada en manga llamada The Seven Deadly Sins.
Estudio: A-1 Pictures
Nº Capítulos: 24
Manga Original de: Nakaba Suzuki

Historia: En un mundo de fantasía que bien podría estar basado en nuestras leyendas del rey Arturo (con un buen puñado de modificaciones) veremos cómo la princesa Elizabeth está buscando al legendario Meliodas, un caballero Sagrado que está buscado por organizar una revuelta y convertirse junto a su grupo (los Siete Pecados Capitales) en los criminales más buscados del reino.

El motivo de dicha búsqueda no es otro que su creencia en la inocencia de Meliodas, y la necesidad que tiene la muchacha de encontrar a un grupo poderoso con el que intentar corregir la corrupción dentro de su reino.

Cuando ambos personajes se encuentran (primer capítulo) se nos empezarán a plantear una serie de interrogantes (si realmente lo hicieron, qué poderes tienen los Siete Pecados, quiénes son, qué está pasando en el reino…) que poco a poco conformarán el esqueleto argumental de ésta primera temporada (cuando escribo esto no hay confirmada una segunda, pero tal y como finaliza la primera me extrañaría mucho que no acabara saliendo).

Estamos ante una serie de aventuras medievales con personajes con poderes y un trasfondo mágico importante, pero que por suerte alterna el humor con los elementos más dramáticos.
Apartado técnico: Estamos ante un anime de 24 capítulos, así que no es de extrañar que no todos estén a la misma altura técnica.

En cuanto a los diseños de personajes (deudor del manga) la serie está muy bien hecha, tanto los protagonistas como los secundarios tienen un diseño atractivo y unos poderes acordes con su personalidad, así que nada que objetar.

La ambientación también está muy lograda, sabiendo transmitir la magia de éste mundo medieval sin demasiados problemas.

En lo que respecta a la calidad del dibujo y de la animación tiene algunos altibajos. Los primeros capítulos sorprenden por lo bien hechos que están, en ellos me ha gustado especialmente cómo han coloreado los ojos de los personajes. La lástima es que éste despliegue visual se va diluyendo según avanza la temporada, lo que unido a unos diseños de armaduras muy rarunos acaban por dejar a The Seven Deadly Sins como una serie que está bien pero que no está en la parte alta de la tabla en lo técnico.

El apartado sonoro tampoco destaca demasiado, quizá el opening está un poco mejor, pero las músicas acompañan sin más. Eso sí, el doblaje al castellano me ha parecido más que correcto.
Personajes: Más allá del aura de misterio que rodea a algunos elementos de la trama, el principal punto fuerte de The Seven Deadly Sins son sus personajes. Concretamente los Siete Pecados Capitales que dan nombre a la obra y cuyas tramas personales son de lo mejor que vais a ver durante la serie.

Elizabeth: La princesa que no lo inicia todo al escapar de su castillo y empezar la búsqueda de los Siete Pecados. Es un personaje femenino sin demasiada fuerza de carácter, un apoyo para el protagonista y una generosa ración de carne en pantalla.

Meliodas: El Capitán de los Siete Pecados. Aparentemente es un chavalín que no tiene media hostia y que regenta una taberna bastante extraña.  Pero es el Pecado más poderoso de todos, y guarda un secreto sobre dicho poder. Actúa como si le diera todo igual y su único interés fuera la bebida y las mozas recias.

Ban: De pelo blanco y aspecto un tanto vampírico, Ban es el que más por libre va de todos. Un personaje con una rivalidad potente con Meliodas y unas curiosas capacidades curativas. Es el típico juerguista que todo grupo quiere.

King: En el recuerdo de los demás era un gordo sin carisma, pero parece que en la vida real es un hada capaz de cambiar de aspecto. El chico está enamorado de Diane, siendo tímido al respecto. El más sabio de cuantos comentaré.

Diane: Una gigante aparentemente enamorada de Meliodas. Es más bruta que un arado y tiene una apariencia jovial siempre.

El Cerdo: Sí, como suena. El Cerdo es el colega de Meliodas cuando le encuentra Elizabeth. Es el alivio cómico de la serie, un cerdo que se cree un gran guerrero y que parece servir sólo para comerse las sobras.

Otros Pecados: Como el título dice son siete los Pecados Capitales, pero como los demás salen con la trama más avanzada prefiero no decir nada sobre ellos. Eso sí, sus diseños y poderes, así como su personalidad sigue las pautas de los anteriores.

Gilthunder: El primer enemigo que conoceremos, un Caballero Sagrado que parece tener algo personal contra el personaje de Meliodas, además de conocerle de hace años, de antes que éste traicionara a los Caballeros Sagrados. Es el típico enemigo molón, aunque al presentarse parece del tipo cabrón sin escrúpulos.

Otros antagonistas: Una serie de ésta duración no se aguanta si no son varios los enemigos a que los protagonistas van haciendo frente. Y The Seven Deadly Sins no es la excepción. Los malos de la serie tienen motivaciones oscuras y diseños molones, pero más allá de eso se me antojan bastante planos, al menos lejos del carisma de los personajes protagonistas. De hecho, me parece más interesantes los malos intermedios que los finales…
Opinión Personal: The Seven Deadly Sins es una anime que va de más a menos. Uno de esos que empieza con un planteamiento interesante y una serie de incógnitas que te dejan con ganas de seguir mirando, pero que según va avanzando se va volviendo más y más convencional hasta que acaba por aguantarse gracias a unos personajes carismáticos y a que no se nos han resulto todas las dudas que pudiéramos tener.

Con esto no digo que sea un anime malo, al contrario, ver los 24 capítulos es algo la mar de entretenido, al más puro estilo serie de aventuras con humor y acción que tan bien saben hacer los japoneses. Simplemente remarco que lo que podría haber sido una grandísima obra se queda como un shonen interesante y poco más.

El que visualmente tenga algunos momentos un poco extraños (el dibujo de la giganta en la mayoría de escenas o parte de la acción del tramo final) tampoco juegan en su favor. Sé que es difícil mantener el nivel del principio durante toda la serie, pero casi preferiría un nivel más bajo pero constante.

Dicen que el manga está algo mejor, con un ritmo más medido y las incógnitas mejor resultas. Como no lo he leído no puedo opinar, pero os recomendaría ver The Seven Deadly Sins en su versión animada sólo si os va el género y tras ver un par de capítulos os sigue interesando. Si por el contrario la empezáis y ni fu ni fa, no hace falta que sigáis, no os enganchará.

Valoración Personal: 7,4.

PD: El tema fanservice está a la orden del día, con una protagonista que parece hasta tonta por momentos.
Publicar un comentario