miércoles, 15 de junio de 2016

Bleach #64

Para descansar un poquito entre tanta reseña de Dragon Ball hoy os hablaré un poquito sobre el tomo 64 de Bleach, una obra que lleva mucho tiempo arrastrándose pero que de vez en cuando sigue siendo capaz de hacer tomos entretenidos. Y éste es el caso del tomo que hoy nos ocupa.

En lo que respecta a trama éste tomo no avanza absolutamente nada (como la mayoría de los últimos 30), y se dedica únicamente a plantear un combate con Kenpachi como protagonista absoluto. Es un combate entretenido, pero más por el carisma arrollador del Shinigami que lo protagoniza que porque el rival esté a la altura.

Es un gusto ver a un personaje tan chulo en acción, algo que Bleach no explota demasiado bien, haciendo que personajes tan molones participen en luchas intrascendentes que te ocupan todo un tomo. Y digo que la lucha da absolutamente igual porque el rival se nos presenta en éste mismo tomo, y el siguiente tres cuartos de lo mismo, creando un bucle de enemigos masilla absurdos hasta que llega el que de verdad vale la pena que sólo sirve para alargar una obra que debe ser horrible de seguir semana a semana.

Leer un tomo de Bleach cada dos meses también se hace difícil, combates rápidos que apenas te duran diez minutos y a esperar de nuevo. Combates que dejan de lado el argumento y que se suceden uno tras otro, haciendo que cuando la trama se vuelve a centrar ya no te acuerdes de qué iba. Supongo que leído todo del tirón ganará bastante, porque toda ésta saga se leerá en un par de horas en lugar de un par de años, haciendo que el ritmo no sea un problema, y que los combates masilla sean una simple distracción.

Entretenido, pero totalmente prescindible.


Publicar un comentario