lunes, 20 de junio de 2016

PC - R.A.G.E.

Tengo la sensación de que últimamente me limito a tirar de Netflix y de Steam para consumir entretenimiento, pero bueno, supongo que la facilidad de acceso tira mucho…

El caso es que en una de las fabulosas rebajas de Steam me he hecho con éste RAGE, un juego que estuvo en mi lista de pendientes durante mucho tiempo (en su versión para XBOX360) y que gracias a la plataforma de Valve he podido disfrutar.

Historia: El juego arranca con nosotros en una especie de cápsula en el espacio, cápsula a la que entramos para quedar en hibernación.

Lo siguiente que vemos es que ha pasado mucho tiempo (creo que siglos), y el mundo que conocíamos ha desaparecido, ahora queda un mundo post apocalíptico dominado por una organización militar y distribuido en pequeñas poblaciones-estado.

Lo curioso del caso es que nosotros somos el bien más codiciado de éste mundo, la gente que despierta dentro de cápsulas similares a la nuestra es buscada por la organización militar (no sabemos con qué fines) y nosotros pasaremos a la clandestinidad/resistencia sin tener muy claro nada.

El juego nos irá metiendo poco a poco en su mundo, conociendo a varios personajes a cada cuál más peculiar y con una trama lineal aunque interesante. Eso sí, aviso que es un poco coitus interruptus, quedando muchas de las incógnitas planteadas por el argumento en el aire (no sé si por una segunda parte que no ha llegado o por un juego inconcluso).
Apartado Técnico: Siendo un juego del estudio que nos trajo Doom y que siempre ha estado a la vanguardia de lo gráfico cada vez que ha sacado un juego, se hace evidente que RAGE va a lucir estupendamente en pantalla. Pero hasta qué punto?

Vaya por delante que es un juego de 2011 que funcionaba en una XBOX360, sabiendo eso sorprende aún más el acabado visual de la obra. Es un auténtica delicia para los ojos, con unos gráficos que hay juegos que a día de hoy todavía no han superado. El motivo? Una tecnología que creo que no se ha usado de nuevo pero que en RAGE funciona de maravilla: la megatextura, los escenarios del juego no cuentan con texturas para paredes, árboles, etc… hay una textura gigante que lo cubre todo, hecha ex profeso para el juego.

Éste elemento hace que la coherencia visual de los escenarios (y enemigos/personajes) sea realmente espectacular, un acabado digno de los pcs de hoy en día. Y lo mejor es que funciona en máquinas de rango medio-bajo.

Por otro lado tenemos un aspecto artístico que, pese a estar bien, no muestra el mundo post apocalíptico en todo su esplendor: no tenemos ninguna vista que quite el hipo o escenario que nos haga mirarlo con la boca abierta.

El sonido y la música simplemente acompañan, ningún tema memorable. Supongo que lo habitual en el género.
Jugabilidad: RAGE es un shooter al uso, así que su sistemas de juego básico no sorprende para nada, avanzar entre grupos de enemigos (en ocasiones bastantes) matando a los que podamos mientras intentamos que no nos den a nosotros. Un sistema refinado a éstas alturas y que funciona muy bien (con cierta dificultad, hay que decir).

La originalidad del juego viene más desde su planteamiento, teniendo un mundo (con mucho pasillo) que explorar, destacando para ello las pequeñas poblaciones con ciertos Pnj que nos darán incluso misiones secundarias.

Luego tenemos una progresión que nos recuerda en algo a los RPG, no porque haya puntos de experiencia, sino porque podremos mejorar ciertas piezas de equipo o comprar elementos que nos facilitarán la experiencia.

Para acabar está el vehículo, nada original a día de hoy, que nos permite desplazarnos más deprisa por el escenario y que tiene algunas misiones secundarias interesantes (como las carreras).

Un juego divertido de jugar pero que tampoco aporta nada al género.
Opinión Personal: Generalmente me guío por las valoraciones dadas por la revista online Meristation, así que RAGE (con un 9) me parecía que debía ser un shooter realmente bueno.

Y qué me he encontrado? Diría que un juego inacabado, aunque va un poco más allá.

En lo jugable no tengo ningún tipo de queja: el juego es divertido, y cuando estás en pleno tiroteo tienes que estar concentrado o acabarán contigo. Y las poblaciones me gustan mucho, con personajes estrambóticos y una sensación de estar en un mundo bien construido bastante importante.

Pero luego tenemos los lados negativos: la sensación de estar ante un mundo vivo se esfuma cuando tenemos que ir de un punto a otro, extensiones de carretera vacías, de las que no te puedes desviar para llegar a una instancia que será la fase en sí. Dichas extensiones tienen algún combate contra vehículos enemigos, pero son tan limitadas  que acabaréis por saltaros los combates e ir lo más rápido posible a la siguiente misión.

Y todavía hay más: la trama. Lo que es un arranque bastante interesante se va diluyendo poco a poco para acabar como un tópico de resistencia contra ejército opresor que se ahorra cualquier explicación de lo que ha pasado o del porqué te buscan. Una auténtica lástima que encima da la sensación de haber sido una decisión de última hora para sacar el juego y facturar, dejándolo para una inexistente segunda parte.

Así que las sensaciones son enfrentadas. Un inicio realmente bueno donde todos los apartados se unen para tener una experiencia muy buena, que, sin embargo, se va diluyendo lentamente según pasan las horas para terminar como un shooter del montón.

Una lástima, los mimbres eran muy buenos, pero parece que no supieron terminarlo, quedando como un buen shooter que podría haber sido un shooter genial.

Valoración Personal: 7,5.
Valoración Meristation: 9,0.
Valoración Metacritic: 79.
Publicar un comentario