viernes, 16 de septiembre de 2016

Freedom

El verano pasado me leí un thriller tecnológico que empezaba muy pero se desinflaba cosa mala en la parte final. Pues bien, hoy os traigo su segunda entrega (Freedom) que abraza totalmente la ciencia ficción y nos sigue contando la historia del Daemon y su capacidad para cambiar al mundo.

Historia: "Han pasado dos años desde que la muerte del diseñador de videojuegos Matthew Sobol provocara una crisis sin precedentes a partir de la acción en cadena de miles de daemons. Aunque el gobierno de Estados Unidos consiguió ocultar la conspiración, ésta no ha hecho más que crecer y ahora cuenta con un elemento humano, rebeldes coordinados por la red darknet y dotados de los más avanzados gadgets tecnológicos. Acusado injustamente del asesinato de varios de sus compañeros, el detective Pete Sebeck fue condenado a muerte. Pero darknet tiene otros planes para él y, tras sobrevivir a la ejecución, Sebeck viaja al corazón agrícola del país, donde está a punto de desencadenarse una nueva guerra civil.."

La historia lo retoma en el momento en que acababa el libro anterior, con el Daemon tomando muchas de las grandes compañías del mundo y empezando una revolución a nivel económico y social que puede acabar de formas muy distintas.

Y es que la gracia de ésta novela está en ver cómo cambia el Daemon al mundo, dando la posibilidad a la sociedad de volverse sostenible a base de comunidades autosuficientes a la vez que lucha contra las grandes corporaciones que quieren controlar la economía mundial.

Para ello viviremos la trama desde distintos puntos de vista, desde el agente implacable del sistema económico hasta un policía que está siguiendo una quest presentada por un hombre muerto.

Puede parecer todo bastante confuso, pero si recuerdas la primera novela y tienes los términos frescos en la mente lo que te encuentras es un thriller ágil, con una trama que pasa directamente a la ciencia ficción (con muchas reflexiones sobre la sociedad actual) y un desarrollo plagado de acción que sabe atrapar al lector si éste disfruta con novelas de lectura fácil.

Personajes: Pocas novedades respecto a la primera entrega, más bien se echa en falta aluno de los personajes que se han perdido en el camino.

Detective Sebeck: Recibe como misión intentar encontrar un motivo para que el Daemon salve a la raza humana como tal en lugar de pasarle por encima y hacer con ella lo que crea oportuno. Desde su punto de vista veremos cómo se va transformando la sociedad hacia algo distinto, mejor o peor tendrá que juzgarlo el protagonista.

Jon Ross: Tiene su propia misión, en éste caso autoimpuesta, y no es otra que seguir luchando contra los que quieren aprovechar el Daemon para su propio beneficio. Le veremos haciendo cosas más típicas de un RPG online en ocasiones, pero no por ello deja de ser el personaje amable que vimos en la primera entrega.

Natalie Philips: La que fuera encargada de parar el Daemon en la anterior novela, tiene en ésta ocasión una papeleta difícil dentro del gobierno, planteándose incluso si pasar al sector privado. Es un personaje que pierde bastante fuerza.

Loki: Un personaje que ha cambiado mucho desde el libro anterior, aceptando totalmente el poder que le confiere el Daemon y sintiéndose por encima del bien y del mal, pasándose de la raya ocasiones. Su función? Defender al Daemon usando fuerza letal en caso de ser necesario.

El Comandante: Trabajando para la organización en la sombra que dirige la economía mundial, éste personaje es el soldado perfecto, preparado para cualquier percance y seguro de que podrá derrotar a las fuerzas que el Daemon haya podido reunir. Su objetivo? Que sus jefes sigan lucrándose.

Opinión Personal: Para entrar en ésta novela hay que tener muy claro lo que pasó en la anterior, en caso contrario todos los movimientos de muchos de los personajes se sienten extraños y no acabas de entender la importancia que tiene el dichoso Daemon.

Con éste background a nuestras espaldas nos encontramos con un libro que pasa de largo la línea de lo verosímil para internarse en la ciencia ficción, una ciencia ficción que gustará a los que disfruten de cosas como la realidad aumentada, los videojuegos, la informática… y que sirve para que el autor vuelque gran parte de sus ideas sobre lo mal que funciona el mundo a día de hoy, exponiendo carencias absurdas de nuestro mundo y dando soluciones (que no son económicamente viables a día de hoy).

Todo esto lo hace mediante un thriller con montones de acción en el que veremos a los buenos luchando contra los malos y entremedias una sociedad en pleno proceso de transformación.

A mi modo de ver tenemos un libro más redondo que el anterior, mucho más regular, aunque sin los picos de brillantez que tenía ése (ni su mal tramo final). Así que en general diría que estamos ante una buena novela del género, con una escritura ágil, repleta de diálogos y que llega a conseguir incluso hacernos pensar sobre algunos de los temas que pone sobre la mesa.

No es una novela imprescindible, pero sí que vale la pena recomendarla a poco que os interese la temática (una especie de virus informático cambiando la economía mundial y posteriormente la forma de vivir de la gente, con unos personajes intentando proteger dicho virus y otros aprovecharse de él).

Estaré atento al autor, creo que tiene ideas interesantes y que va cogiendo oficio a medida que escribe. Promete.

Valoración Personal: 8.
Nota enGoodreads: 8,54. 
Publicar un comentario