sábado, 17 de septiembre de 2016

Hace un año XCV... Una Segunda Oportunidad

Otra película que no hubiera visto en la vida de no ser por ésta sección: un drama danés cuyo único reclamo era la presencia de Nicolaj Coster-Waldau, un actor que he visto en varios papeles y me apetecía ver un drama policíaco. Veamos qué aporta Una Segunda Oportunidad.

Estamos ante una cinta pequeña, que se centra en contarnos una historia muy concreta y con un grupo muy pequeño de personajes. Así, veremos cómo el policía con la vida perfecta (mujer, hijo pequeño, buen compañero) se encuentra un día con el caso de unos yonkis con un niño de la misma edad que el suyo al que tienen totalmente desatendido.

El caso le afecta mucho y no puede evitar darle vueltas (como a todos los que lo vemos en la película y tenemos un crío pequeño), pero lo que no se espera es que una de esas noches tenga que acordarse de ese niño. Y no digo más para evitar spoilers.

Como he dicho la trama es pequeñita, centrada en éstas dos parejas (y el compañero), contándonos un caso policial a la vez que los problemas del protagonista y todo lo que les sucede a las dos familias.

En ocasiones he tenido que tragar saliva de lo mal que me lo estaba haciendo pasar emocionalmente la película, que no sólo logra transmitirte la angustia de unos padres cuando le van las cosas mal a un hijo, sino que encima sabe reservarse un par de giros de guion dentro de una trama bien llevada.

Los actores están todos muy bien, ninguna pega. Y es que si no fuera por ellos no conseguiríamos sentirnos tan mal.

Pero creo que vale la pena mencionar el trabajo de dirección. Una auténtica demostración de cómo, lo que en otras manos no pasaría de telefilm, se convierte en un drama que vale la pena ver. Buena elección de actores, fotografía, planos todo lo crudo que es necesario (pero sin pasarse) y un ritmo lento pero que no aburre en ningún momento, con los dos o tres golpes de efecto necesarios para mantener la tensión cuando parece que ésta baja.

Objetivamente creo que es una película muy bien hecha, que consigue lo que se propone y que merece el tiempo que inviertes en ella. Subjetivamente os tengo que decir que como tengáis críos no demasiado mayores lo vais a pasar mal sí o sí (y a los más susceptibles os diré que no la veáis).

Valoración Personal: 8,5.
Valoración Filmaffinity: 6,0
Publicar un comentario