miércoles, 2 de noviembre de 2016

Fairy Tail #48

Vuelvo a la carga con uno de los mangas que más raro hacen que me sienta cuando los termino: por un lado me gusta el dibujo, los personajes, las luchas y el fanservice, mientras que por el otro siempre me da tiempo encontrarme un tomo más de relleno total y absoluto que no conduce a nada. Qué será ésta vez?

Pues por suerte me ha parecido uno de los tomos en los que me toman el pelo.

Es cierto que hay todo lo que he dicho al inicio y que la trama prácticamente no avanza, pero también es cierto que hay cierta epicidad que en los combates anteriores no se sentía, con los primeros espadas luchando y la saga precipitándose hacia un final que se atisba en el horizonte.

En general creo que es el mejor tomo de los últimos y con bastante diferencia, con los personajes principales luchando en las típicas peleas shonen sin estrategia ni sentido (y en la que los personajes ahora son más poderosos que hace un momento en el que se estaban muriendo) pero que mola ver. Y lo mejor: la trama avanza un poco, sabemos por qué existen éstos demonios, conocemos un poquito más del nuevo poder de un protagonista y ¡aparecen los dragones!


En fin, no descubro nada si sigo pidiéndole un guionista al bueno de Mashiba. Pero no hay que negarle que cuando tiene el día sabe hacer obras divertidas y emocionantes.
Publicar un comentario