jueves, 3 de noviembre de 2016

The Killing T1

Hoy os traigo una serie con una temática similar a otras que estoy viendo recientemente (Broadchurch o The Fall serían dos ejemplos) en la que seguiremos una investigación durante los trece capítulos que dura la temporada.

En ésta ocasión la historia arranca cuando se encuentra el cuerpo de una chica y el caso se le da una inspectora que debe dejar el puesto para irse a otra ciudad al terminar el día. La idea es que le comente al nuevo cómo funciona todo, preparando el caso para que siga el otro la investigación. Pero su forma de ser le hace quedarse una y otra vez cuando debería irse, poniendo en riesgo su futuro matrimonio y la relación con su hijo con tal de resolver el caso.

Paralelamente hay elecciones en la ciudad (Seattle creo que es), y la guerra sucia entre los dos candidatos también se verá mezclada con la trama del asesinato.

Lo bueno de la serie es que profundiza mucho en los personajes y sus entornos, desde el principal sospechoso y las consecuencias para su vida de serlo hasta la familia de la chica muerta. Son personajes con puntos de vista muy distintos de lo sucedido, que les afecta también de formas muy dispares.

En el lado negativo tenemos que a la temporada le cuesta mucho arrancar, tomándose su tiempo para ir colocando las piezas donde quiere tenerlas, sin acelerar para nada la investigación, incluso parándola del todo cuando no aparece ninguna nueva pista y aprovechando esos momentos para internarse más en las tramas secundarias.

Éste ritmo lento puede sacar de la serie en su inicio, no engancha; y a eso tampoco me ha ayudado la falta de empatía con los personajes más tocados por la tragedia. Supongo que era por la cercanía en el tiempo, pero la comparaba con Bradchurch y me parecía todo mucho menos creíble (las actuaciones de las dos familias afectadas están a años luz, mucho mejores las de la serie inglesa), al menos hasta la mitad de temporada, donde todo se asienta e incluso empieza a acelerarse.

La ambientación, por otro lado, está realmente bien hecha, con una ciudad oscura, húmeda, donde llueve a menudo y donde es difícil ver colores vivos o momentos de alegría. Es un ambiente opresivo que se va cerniendo tanto sobre los protagonistas como sobre el espectador.

El caso en sí está muy bien resuelto, quedando bastante atado (menos los últimos cinco minutos, que reabren para una segunda temporada). Digamos que estamos ante una serie con un guion muy sólido.

Ya he dicho que en la faceta actoral el dolor de la familia (especialmente el de la madre) no acababa de hacérseme creíble. Pero el resto del plantel sí que creo que está a la altura, desde la inspectora y su compañero hasta los miembros del comité de campaña por la alcaldía. Buen casting en general, sin duda.


Vale la pena verla? Si conseguís pasar por encima de la lentitud de los primeros capítulos y entráis en el ritmo de la serie os encontraréis con un buen producto. Si por el contrario buscáis algo con más ritmo (o más momentos álgidos) creo que os gustará más la ya mentada Broadchurch.
Publicar un comentario