lunes, 23 de enero de 2017

Lucifer T1

Hoy traigo una serie que no llenará titulares ni tendrá una legión de fans detrás, pero que para mí viene a llegar un hueco que se iba quedando huérfano con la marcha del Mentalista y de Castle. Hablo de las series procedimentales con asesor.

En ésta ocasión tenemos una serie de trece capítulos (en la primera temporada) que tiene como punto a favor que el asesor es, ni más ni menos, que Lucifer.
Tenemos al señor del infierno que ha decidido irse para siempre de vacaciones, así que ahora regenta un club de moda en los Ángeles. Hasta que un día se ve envuelto en un crimen, conociendo a una inspectora de policía que no cae rendida ante sus sobrenaturales encantos. Y se pica, estando cerca de la mujer para saber por qué es resistente.

De éste modo iremos pasando de un caso a otro (siempre distintos) mientras conocemos más cosas sobre Lucifer y la inspectora, teniendo de fondo una trama para cada uno: Lucifer con un ángel que le quiere llevar al infierno otra vez y la inspectora un caso que la atormenta desde hace tiempo.

La dinámica de la serie es tirando más al humor que a otra cosa, asemejándose en varios puntos a Castle. Y el que el protagonista tenga una serie de poderes y nadie le crea cuando lo cuenta también tiene su punto.

Bien hecha, interesante… quizá los dos actores principales estén un poco sobreactuados a veces, pero el papel también lo pide y se van encontrando más cómodos según avanzan los capítulos.


No nos engañemos, a día de hoy (una sola temporada) no es ninguna maravilla, pero tiene suficientes elementos originales (como que Lucifer tenga psicóloga) como para enganchar a los que disfruten con éste tipo de series. El tiempo dirá si se convierte en un referente del género o pasa al olvido, pero elementos para conseguirlo los tiene, así que a poco que os guste la premisa os gustará la serie.
Publicar un comentario