martes, 17 de enero de 2017

Rave #2

Qué mala es la nostalgia, hace que cojas un manga que tenías olvidado y leíste en su momento y, al empezarlo de nuevo, no puedas evitar leer, y leer, y seguir leyendo… Y eso que es un comic objetivamente bastante normalito, con la única particularidad de tener un poco de esa magia que hace
que una obra perdure en el recuerdo.

Éste segundo tomo ya nos deja a Haru y Plue en plena aventura, buscando a un herrero que les arregle la espada rota mientras ven cómo la asociación que usa a las Dark Bring está controlando poco a poco el mundo exterior a su isla.

En ésta ocasión tenemos una primera aventura que nos sirve para presentar al personaje de Ellie (cuyo diseño copiaría el mismo autor en su obra Fairy Tail), una chica con amnesia y dos tonfa que disparan cual metralleta. El personaje está bien, se esboza un poco con su locura y enseguida queda como parte del grupo.

Y luego está la primera historia que apunta a ser medio larga (un tomito o poco más) y no es otra que la de encontrar al herrero Música. Es una trama que presentará a un par de personajes interesantes (con su trasfondo dramático), además de al primer sub villano de entidad, uno de esos malos malísimos que parecen imposibles de derrotar y luego resulta que no son nadie dentro de la organización.

En general sigo pensando que éste manga desprende un aroma a aventura muy agradable, con humor bien insertado y una idea en la cabeza de hacia dónde se dirige todo. Me gusta.
Publicar un comentario