lunes, 27 de febrero de 2017

PS4 - Dragon Age Inquisition (y DLCs)

Bioware es una maestra en el arte de crear juegos de rol. Es algo que demuestran sagas como Dragon Age o Mass Effect, incluso hace ya unos cuantos años empezó a ganarse el respeto de los jugones con los Knight of the Old Republic.

Así que no es de extrañar que un juego de ésta compañía (como será el inminente Mass Effect Andromeda) acabe en mi estantería, y tampoco debería sorprenderos si acabo por comprar todos los DLC que salen del mismo.

Y eso es lo que os traigo hoy: mi reseña de Dragon Age Inquisition junto a mi opinión sobre cada uno de los DLC que salieron para el mismo.

Vamos allá.
Historia: En Inquisition encaramos al único superviviente de un ataque contra la cúpula de la iglesia y varios de los altos cargos más influyentes del mundo. Dicho ataque acaba con todos ellos, además de darnos a nosotros una marca muy extraña en la mano que nos confiere ciertos poderes.

Así, cuando empiezan a aparecer grietas entre el mundo normal y el Velo (el de los espíritus) somos los únicos capaces de cerrarlas, y todo gracias a la misteriosa marca que nos acompaña.

De éste modo nos embarcaremos en un viaje épico para descubrir primero y derrotar después a los responsables del atentado y de la aparición de las grietas, y lo haremos comandando un nuevo cuerpo militar: la Inquisición.

Para ello contaremos con un grupo variopinto de personajes para ayudarnos, personajes que tendrán sus propias historias y que nos ayudarán a conformar el futuro del mundo.

Una trama épica que nos llevará en un viaje por muchas localizaciones distintas del mundo, además de estar perfectamente explicada y que deja a cada jugador meterse más o menos (con libros a encontrar repletos de información, decenas de misiones secundarias que enriquecen la principal y una serie de misiones de los personajes que nos acompañan que son de lo mejor del juego).

Así que por trama no será, y si encima nuestras decisiones afectan al desarrollo de la misma ya nadie debería poder quejarse.
Apartado Técnico: Con Inquisition el equipo de Bioware da un paso al frente y deja atrás el motor gráfico utilizado en sus obras para la generación anterior. Así, tenemos una serie de zonas muy grandes recreadas con todo lujo de detalles y con bastantes cosas que hacer en ellas.

Dichas zonas se ven estupendamente, y no sólo gracias a un buen acabado en potencia gráfica, sino (y sobretodo) gracias a un aspecto artístico de primer orden.

Viajar por el mundo será un lujazo, las localizaciones son muy distintas y los efectos de luz y explosiones durante el combate acaban por dar un apartado visual muy vistoso.

Del lado malo tenemos que es de los primeros juegos que salió para PS4, además de ser transgerenacional. Esto implica que el resultado final no está al mismo nivel que obras más recientes, pero no quiere decir que sea malo (es bastante bueno, como ya he dicho).

Donde sí que destaca el juego es en la banda sonora, de esas que acompañan, evocan y te lanzan a la épica. Muy buena.
Jugabilidad: Como he dicho ya, estamos ante un mundo lleno de posibilidades que podremos explorar a nuestro gusto. Pero es un mundo repleto de enemigos, así que el sistema de combate debería estar a la altura. Y lo está.

Tenemos multitud de clases (para cada personaje) a personalizar según subimos de nivel, lo que hará a cada personaje único. Así, creando un conjunto de habilidades a medida que avanzamos deberemos hacer frente a multitud de retos. El sistema de combate es sencillo, pero no por ello los combates serán fáciles, de hecho es un juego con una dificultad bastante elevada a poco que la subes en el selector.

Tenemos además multitud de caminos por los que perdernos. Misiones secundarias. Misiones de personaje. Exploración de mazmorras. Coleccionismos varios. Creación de objetos… y multitud de secretos que encontrar para el que sea paciente y se sumerja en éste mundo.

Quizá el combate no es tan satisfactorio como lo sería en un juego de acción, pero a cambio aporta un enfoque táctico más profundo.

Opinión Personal: Dragon Age Origins (la primera entrega) me pareció un juego de 10. La expansión y la segunda parte estaban bien, pero no llegaban a esas cotas de calidad. Pues éste Inquisition recupera la senda del éxito, y lo hace cogiendo lo del original y ampliándolo/modernizándolo.

Los que busquéis una aventura donde hablar con los personajes que nos acompañan es tan importante como combatir no tenéis nada mejor (de momento) en vuestras PS4. Puede que la historia del The Witcher o su jugabilidad sean mejores, pero no por ello éste juego deja de ser de lo mejor que se ha lanzado para PS4 hasta el momento.

Un juego de rol monumental que os tendrá enganchados decenas de horas, con una trama muy bien escrita (que quizás flojee un poco en el final) y grandes momentos épicos.

De verdad que si os van los juegos de rol no podéis dejar pasar éste Dragon Age. En mi modesta opinión quedaría por detrás del The Witcher como juego de mundo abierto, pero sin ningún juego haciéndole sombra (ni Final Fantasy ni leches), así que pocas opciones tenéis de más calidad si os va el rol medieval.

Y además lo podéis encontrar baratito y con todos los DLC!

Valoración Personal: 9,5.
DLC: Fauces de Hakkon: Éste DLC nos añade una zona completamente nueva donde podemos perdernos fácilmente durante 7 o 10 horas. Una zona repleta de contenido (al nivel de las del juego original) y con una historia propia. Es un gran DLC para el que se haya quedado con ganas de más, aunque se echan de menos más conexiones con la trama principal. Digamos que es una side quest (o varias) muy bien hechas y bastante extensas.

DLC: El Descenso: En éste segundo DLC de historia teníamos que bajar a las profundidades de la Tierra y hacer frente a un antiguo mal. Una historia que nos recordaba al primer Dragon Age, pero a la que le falta la profundidad de las Fauces de Hakkon, siendo bastante lineal y menos imprescindible.

DLC: Intrus: Éste último DLC servía a modo de epílogo de la historia principal, añadiendo un nuevo enemigo y una nueva zona con enemigos que acababan por ser una excusa para cobrarnos lo que valía el DLC. Lo que realmente vale la pena es ver con tus propios ojos a los personajes a los que les has cogido cariño un tiempo después de los acontecimientos de Inquisition.

Personalmente creo que los DLC van de más a menos, siendo el último el más flojo, el que se salva únicamente porque acaba de cerrar la trama principal. En general recomiendo comprar el juego de entrada con los 3 DLC y no jugarlos luego de forma independiente, así se integran mejor con la experiencia y se sienten mucho más cohesionados.
Publicar un comentario