jueves, 9 de febrero de 2017

PS4 - Life is Strange

Hoy os hablaré de uno de los dos juegos que me compré para pasar el verano (el otro es el de Anima), un juego que venía precedido de muy buena fama y un juego anterior hecho por el mismo estudio que me había gustado (Remember Me).

El caso es que parecía que iba a ser una aventura gráfica al estilo Tellatale. Y lo ha sido?

Historia: Encarnamos a una joven estudiante de fotografía que ha vuelto al pueblo de su infancia para estudiar en su reputada academia. Hasta aquí nada que destacar, pero un buen día nos encontramos con que disparan a una chica en el baño y nosotros lo vemos. El resultado? Rebobinamos el tiempo y cambiamos lo sucedido.

Desde ese momento entraremos en una trama de viajes en el tiempo, secuestros y asesinatos que se mezclará con la recuperación de nuestra amistad con nuestra mejor amiga de la infancia y nuestras relaciones con el resto de miembros de nuestro entorno.

Es una trama que mezcla el drama con momentos más cómicos, siendo nosotros los que tendremos que tomar decisiones en momentos importantes (pudiendo volver atrás si no estamos contentos con el resultado inmediato). Una trama de sentimientos que sabe mezclarse perfectamente con el thriller y la ciencia ficción.

Si os digo que es lo mejor del juego y que no tiene absolutamente nada que envidiar a juegos con mucho más nombre os quedáis tranquilos? No? Pues ya os digo que sólo por vivir la trama del juego y alguno de sus momentos cumbre ya vale la pena comprarse el Life is Strange.

Apartado Técnico: Sinceramente, no nos encontramos con un juego que aproveche para nada la potencia del sistema en el que está, no en vano es un juego prácticamente indie. Pero aun así consiguen que las zonas que están recreadas en el mismo sean agradables a la vista, y todo gracias a un buen diseño de personajes, un buen apartado artístico y (por qué no decirlo) unos escenarios poco amplios, que ayudan a que la carga visual sea más llevadera. Para que os hagáis una idea, se ve peor que el Beyond two Souls (y ese es de PS3).

Cumplidor y poco más.
Donde sí que destaca el juego es en su apartado sonoro, contando con una banda sonora realmente buena (con auténticos temazos)  sabe acompañar a la acción y a la historia. Son temas perfectamente escuchables fuera del juego, incluso vale la pena pillarse el cd de la banda sonora.

Jugabilidad: El juego es una aventura gráfica de las facilitas, de esas de point and click sin demasiada complicación ni puzles enrevesados.

Pero añade la mecánica del rebobinado, consistente en poder tirar para atrás un par de momentos recientes para repetirlos o hacerlos de otro modo, ya sea para conseguir información y repetir una conversación sabiendo eso o para evitar que alguien se lleve un balonazo.

Es una mecánica muy divertida, que funciona no sólo en el aspecto jugable sino que se integra perfectamente en la trama de la historia hasta el punto que, en los pocos momentos en que no podemos hacer uso de ella la echaremos muchimo de menos.

Un juego simple pero divertido, que puede durar sobre las catorce horas y que cuenta con algunos extras escondidos para los más completistas (algunos imposibles de encontrar como no lleves una guía).
Opinión personal: Life is Strange es un gran juego, pero tiene un hándicap importante para una gran masa de jugadores: es únicamente una campaña para un jugador y el apartado jugable está algo limitado (como en la mayoría de las aventuras gráficas).

De éste modo nos encontramos con un juego algo lento, muy similar a una película indie sobre sentimientos, que sabe transmitir lo que quiere al jugador, pero éste tiene que entrar en su juego y dejarse atrapar por la multitud de elementos de historia que tiene (hay multitud), ya sea por la relación entre las dos amigas (eje central), el saber de dónde vienen los poderes o el descubrir quién está detrás de la desaparición de una chica en el campus (lo que haremos la mayor parte del tiempo).

Es un juego distinto, que te llega o no te llega, un juego bastante extremo en lo que el que lo juega percibe de él, y es que estamos más cerca de una película interactiva (por la poca dificultad que tiene avanzar) que de una aventura de acción.

Así que ya lo sabéis: los que vayáis a disfrutar sumergiéndoos en la propuesta del estudio (a los que os haya sonado bien la premisa) no lo dudéis: disfrutaréis mucho. En cambio, a los que mi breve explicación (sin spoiler alguno) no le haya picado la curiosidad… creo que no vale la pena que se acerque a Life is Strange.

Ah, a mí me ha encantado, siendo el tipo de juego que busco: el que pone la trama por delante del resto de elementos.

Valoración Personal: 8,8.
Valoración en Metacritic: 84
Publicar un comentario