jueves, 9 de marzo de 2017

Arrow T4

Llega la cuarta temporada de Arrow al blog, una serie que empezó siendo una más dentro del catálogo de la CW, una serie de adolescentes buenorros que se basaba ligeramente en un comic para contar lo que le apetecía. Dicha serie se ha hecho mayor, y le ha ido tan bien que ha generado a su alrededor joyitas como Flash y otros productos como Supergirl o Legends of Tomorrow, convirtiendo a los personajes Dc en la pequeña pantalla en todo un éxito.

Pues bien, ésta cuarta temporada me ha parecido la mejor hasta el momento.

Quizá los veintitrés capítulos no están a una altura demasiado alta, pero tiene un arranque tan bueno (sobre diez capítulos imprescindibles) y una serie de momentos álgidos posteriores tan entretenidos que hacen de ésta cuarta temporada la mejor.
Y es la mejor cogiendo todo lo de las temporadas anteriores y puliéndolo un poquito, ya sea teniendo al mismo villano todos los capítulos, incrementando los cameos (el de Constantine me ha encantado), mejorando la acción o puliendo la trama.

Y no por ello deja de ser una serie de la CW. Aquí hasta el más tonto tiene algún que otro amorío tumultuoso que afecta a su forma de actuar cuando lleva el traje puesto (y son unos cuantos con traje). Incluso se ha dado mayor protagonismo a personajes que me parecían flojos (como la hermana de Oliver).

Otro punto en el que la serie ha sido valiente es en el de las bajas, con alguna muerte inesperada. Lástima que en la misma temporada se traiga de vuelta personajes difuntos, pero qué se le va a hacer, está basada en comics de superhéroes…

Sigue sin ser una serie imprescindible, pero sí que es una que vale la pena a poco que te guste el mundo de la gente con mallas y no te haga nada ver los añadidos románticos (que han llegado a gustarme).

Veremos la quinta temporada, lo tiene complicado para salir mejor que ésta con los elementos que componen la serie (y que no creo que cambien demasiado).
Publicar un comentario en la entrada