martes, 14 de marzo de 2017

Rave #10

Llegamos a la primera decena de tomos de Rave con uno que tiene la difícil tarea de recuperar el interés por la obra después del buen final que se le dio a la historia en el tomo anterior. Es cierto que
se han abierto unos cuantos melones interesantes (poderes de Ellie, relación entre Symphonia y Leagrove, el tren que busca Musica o las dos partes que faltan de Rave), pero el malo principal ha desaparecido, y eso en una obra de éste estilo es difícil de superar.

En éste tomo empezamos ya con un flashback de un par o tres de capítulos, está bastante bien, porque nos cuenta cómo se creó Rave y cómo fue Shiba elegido para ser su primer portador. Y para variar sigue teniendo el dramatismo que queda de fondo siempre en ésta obra.

Y luego? Luego volvemos a los protagonistas y su intento por encontrar dinero y entrar en Symphonia. Esto nos lleva a una saga un poco chorra, con enemigos nuevos, nuevas organizaciones, un ser extraño proporcionador de billetes… un poco como era éste manga al principio, aventuras alocados contra villanos de medio pelo que se nos presentan como alguien a quien temer pero que va a durar dos telediarios. Divertido, pero peor que lo visto hasta el momento.

Lo bueno viene al final, cuando se nos da a entender que ha escapado un demonio, demonio relacionado con el maestro del tiempo y, al parecer, con la trama general de la obra. Buena manera de presentar al que será el nuevo villano sin necesidad de mostrarlo.

En general queda un tomo bastante chulo al inicio y al final pero con excesiva paja en su zona central.
Publicar un comentario