martes, 11 de julio de 2017

Rave #31

Llegamos al tomo treinta y uno de Rave con una sensación de estar cerca del final realmente patente. Atrás han quedado las sagas de relleno y los malos añadidos para que la obra gane en extensión sin tener que trabajar demasiado, ahora lo que toca es centrarse de una puñetera vez en la trama principal y acabar de ligar todo lo sucedido en el pasado con lo que está sucediendo ahora.

La mejor forma de hacerlo? Que tres de los protagonistas viajen al pasado y encuentren las respuestas de primera mano.

Éste tomo está narrado de forma estupenda, y encima no se va por las ramas y condensa en un único volumen algo que otros autores hubieran alargado cual chicle. Los mini saltos dentro del pasado nos dan sensación de urgencia, y la posibilidad de cambiar el futuro si la cagan ayuda mucho a crear tensión.

Además del tono aventurero y de descubrimiento de lo sucedido (como la auténtica identidad de Elie –que se veía venir- o lo que sucedió el día de su muerte) tenemos uno de los finales de personajes mejor tratados de la historia del shonen. Sieg Heart tiene un final emotivo como pocos y sin necesidad de una batalla gigante, simplemente un gesto le hace entrar en el olimpo de los grandes personajes.


Como podéis ver es un tomo que me ha gustado, y que termina con la vuelta al presente de dos de los protagonistas. Un tomo que ayuda mucho a encarar la recta final y deja las expectativas altísimas en el trabajo que pueda realizar Mashima con el manga.
Publicar un comentario