martes, 1 de agosto de 2017

Bleach #70

Y llega el tomo setenta, tomo en el que marca ya el inicio del fin de Bleach, no llegaremos al 80, ni tan sólo al 75… lo tenemos cerca.

Éste volumen nos trae el combate entre dos capitanes (quizás más bien uno) y un Quicy raro de cojones, que nos sigue confirmando que lo que el autor nos ha contado sobre los Quincy (humanos capaces de usar las partículas espirituales) es pura patraña, porque los poderes de ésta gente hacen lo que quieren.

El combate en sí es realmente emocionante, de los más emocionantes de los últimos 20/30 tomos, con un personaje que es carisma puro enfrentándose a algo que uno no sabe cómo catalogar. El problema es que el autor hace trampas en todo momento, algo que sucede cuando los límites de los poderes de los personajes no están absolutamente marcados, y cuando puede que te salgan con algo totalmente nuevo que no habíamos visto hasta el momento (y que quizá no tenga relación con lo ya visto).


En fin, tampoco es que espere mucho de éste tramo final de Bleach, quizás lo que me ha ofrecido éste tomo setenta: dibujo molón, acción bien narrada y algún que otro flashback para que pase todo mejor y no se haga pesado. Es evidente que la calidad de la otra está lejísimos de la que tenía al empezar y que ahora sólo nos queda desearle una muerte lo más digna posible.
Publicar un comentario