jueves, 21 de diciembre de 2017

Pc - Ori and The Blind Forest

Una de las múltiples sorpresas que han generado los estudios indie en los últimos años ha sido Ori and the Blind Forest, un juego con unas grandes notas a nivel internacional y con muy buena acogida por parte de los jugadores. Vamos a ver qué aporta.

Historia: Tenemos una trama muy sencilla, basada en el viaje que debe emprender el protagonista para intentar sobrevivir (más que otra cosa) y que le hace intentar devolver la vida al bosque en el que vive, un lugar peligroso.

Es una trama que se cuenta jugando, bastante escasa, y con un par de buenos momentos al inicio y al final. Intenta atacar a la patata con su apartado visual y su música, pero creo que se queda corta.

Apartado técnico: Estamos ante el típico ejemplo de juego en el que prima el aspecto artístico sobre el puramente técnico. Un juego que tiene unos requisitos técnicos muy bajos y que incluso así luce de forma soberbia en pantalla.

A ver, siendo un plataformas 2D es más sencillo currarse tanto los escenarios como las animaciones. Pero es que no sólo es eso, sino que la paleta de colores y el diseño artístico elegido hacend e éste juego un gustazo para los sentidos.

Y luego está la música, que acompaña y se mantiene en un segundo plano mientras juegas, pero que escuchada de forma independiente conforma una excelente banda sonora. La he escuchado antes de hacer la reseña y no la recordaba tan buena!

Vamos, que en lo técnico es simplemente sobresaliente, y lo será aunque pasen los años

Jugabilidad: Si el aspecto técnico es incontestablemente excelente y gustará a cualquiera que tenga ojos y orejas, es en la jugabilidad donde el juego se la juega, proponiendo un plataformas con elementos de metroidvania (volver atrás para recorrer zonas ya vistas pero con algún poder que nos permite llegar más lejos) y una dificultad muy, pero que muy alta en muchas de las secciones.

Por suerte el control está medido al milímetro y el personaje tiene multitud de habilidades con las que hacer frente a los retos que tiene por delante, algo más sencillos si exploramos y mejoramos a nuestro personaje antes de seguir adelante.

Pero avisados estáis de que a más de uno se le atragantará el juego, y eso que el sistema de guardado es muy inteligente, gastando un tipo de energía necesario para otras cosas, lo que hará que no estemos guardando a cada momento.

Un desafío para los más hábiles!

Opinión personal: Ori and the Blind Forest es un juego que hay que tener en la colección, que trae a día de hoy algunas mecánicas de ensayo y error que no veía desde hacía mucho tiempo y que pueden ser frustrantes (como en un Dark Souls, vamos) pero que nunca son injustas con el jugador.

La aventura nos durará lo suficiente para que no nos cansemos de ella, añadiendo cada poco tiempo algún poder adicional con el que nos empuja a volver atrás y encontrar los secretos (útiles) que esconde el mapeado.

Tiene además algún tramo simplemente perfecto en lo que a reto se refiere, lo que sumado al espectacular apartado técnico hacen que sea muy difícil no rendirse ante éste juego.

Tiene errores? Sí, algún tramo menos inspirado, una trama que podría estar más trabajada y peca de minimalista o una dificultad excesiva en algún que otro punto.

Pero bueno, antes de recomendarlo a los fans de las plataformas de toda la vida os vuelvo a advertir de su dificultad y lo frustrante que resulta en ocasiones, que luego lo compráis y me llueven palos.

Valoración Personal: 8,5.


PD: Como muestra os dejo con el gameplay de mi recorrido completo al juego, en el que muero unas pocas veces XD.
Publicar un comentario