miércoles, 10 de enero de 2018

Naruto #11

Otro tomo más de Naruto que encuentra lugar de descanso eterno en su nueva estantería, y nuevo tomo que confirma todo lo dicho en los anteriores y consigue mantener el nivel alto de la obra.

Una de las cosas que más llama la atención del mismo es el ritmazo que tiene el tomo, pasando de una cosa a la siguiente sin apenas respirar. El inicio con el entrenamiento de Naruto y su nuevo maestro no sólo nos presenta al personaje mejor (y la importancia que va a tener), sino que nos permite ver una evolución en el protagonista, que culmina con la escena en la que conversa con el zorro de nueve colas y consigue pactar con él para usar su descomunal poder.

Luego el tomo pasa a Gaara, un personaje que se está convirtiendo en el Vegeta de Naruto, cabrón a más no poder pero con un pasado trágico que puede acabar trayéndole a la luz. Y encima con éste personaje vemos la guerra que se está preparando en las sombras con su villa aliada con Orochimaru.

Por último está el arranque del torneo, que simplemente se presenta pero que promete emociones fuertes de cara a los siguientes tomos.

No puedo parar de leer.

PD: Hay momentos en los que los fondos me recuerdan mucho a algunos de los que hacía el maestro Toriyama (los personajes nada que ver). Soy el único?


Marc Sanz
Publicar un comentario