sábado, 17 de febrero de 2018

Hace un Año CLXIX... El Nacimiento de una Nación

Admito que me daba bastante pereza acercarme a ésta película, me parecía que iba a ser la enésima historia sobre la esclavitud y sus excesos en la América pre guerra civil. Pues bien, no del todo.

La película sí que nos cuenta la historia de un esclavo, un chico que ya de pequeño ve lo que son capaces de hacer los amos blancos a los esclavos, pero que por ciertas capacidades y benevolencia de su ama acaba aprendiendo a leer, lo que le lleva a ser predicador.

En general el chico tiene una vida “agradable”, con un buen amo, una actitud positiva ante lo que sucede, el respeto de los suyos... incluso conoce a una mujer. Y eso es gran parte de la película, la historia de un esclavo que no parecía sufrir demasiado. Hasta que ve lo que sucede fuera de su plantación (y lo que está dispuesto a hacer su amo).

Ha sido ese enfoque, esa sonrisa en el protagonista lo que me ha hecho disfrutar de otra forma la película. Un proyecto personal (dirigida, guionizada y protagonizada) de Nate Parker (al que no tenía en el radar) que demuestra muy buen hacer y una gran capacidad (tanto de dirección como actoral).

Creo que es una buena película, con oficio y sentimiento, que se desmarca de otros dramas ambientados en la época y escoge un camino distinto. Quizás le falte un poco de ambición, pero creo que perdería lo que la hace especial: no quiere abarcar mucho, quiere contar lo que hace, y hacerlo bien.

No es una obra maestra, pero tiene un buen ritmo, buenas actuaciones, buena ambientación y buena dirección... y todo unido conjunta y alcanza un nivel de notable alto, de película que vale la pena ver a poco que uno esté interesado en el cine.

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario