sábado, 3 de febrero de 2018

Hace un Año CLXVII... Manchester Frente al Mar

Hoy os traigo una de esas películas que se han pasado por los premios como Pedro por su casa y que me daba bastante miedo ver. Un drama muy costumbrista protagonizado por Casey Affleck y que paso a comentaros algo más en profundidad.

La película nos narra la historia de un tipo que está apartado de su familia, alguien con una vida gris por decir algo y al que parece darle todo absolutamente igual. Pues bien, a éste buen hombre le pasa una desgracia: su hermano mayor muere de una enfermedad larga, y le pone a él como tutor de su hijo.

Así las cosas iremos viendo la convivencia entre los dos personajes a la par que se nos contará el pasado de la familia, lo que pasó para que el protagonista sea tan triste como es y la relación familiar en el pasado.

La película se nos narra en forma de drama, pero de esos en los que parece no haber ni un triste rayo de luz, ni una concesión a la esperanza. Una película de sentirte mal y de sufrir, recreándote además en ello.

Cuenta además con un pecado importante: un exceso de metraje evidente, que arrastra algunas escenas y hace que no acabe de engancharte nunca, simplemente estés mirando la hora a ver cuándo queda y pensando si todo va a alguna parte.

Y eso que la historia está bien, el drama bien planteado, los actores a un buen nivel (aunque Affleck no creo que esté de Oscar, poner cara de palo tampoco es tan difícil) y es interesante ver cómo afrontan los personajes el dolor de la pérdida. Pero no aporta nada nuevo y no entiendo que la crítica mee mermelada con el film.

Si me dicen que es un telefilm en lugar de una película de cine me cuelta perfectamente, y es que no hay nada que acabe de destacar (sí, está bien rodada, pero no destaca en ningún momento).

Falta de ritmo, exceso de metraje, demasiado drama… os podéis hacer una idea: no me ha gustado. Creo que objetivamente es una película que aporta algunas cosas, pero para nada tantas como hacen creer las opiniones “profesionales”, una película para críticos y para un público muy concreto, que hay que ver en el momento adecuado y sabiendo lo que uno va a ver.

Así que por mi os la podéis saltar perfectamente.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario