viernes, 9 de febrero de 2018

Sagas Dc: Leyendas

Uno de los elementos que parece inseparable de los comics de superhéroes (incluso en las películas) son los eventos, momentos en la editorial en la que deciden liarse la manta a la cabeza y juntar a todos los héroes de su universo para hacer frente a una amenaza, alterando (casi siempre) las colecciones mensuales y vendiéndolo con bombo y platillo.

Pero eso no siempre fue así, antes de Crisis en Tierras Infinitas en Dc no se habían metido en fregados de éste estilo, y como funcionó tan bien... repitieron.

Hoy os traigo esa primera repetición, la saga Leyendas que salió en sólo seis números (aunque afectó a todas las colecciones). Veamos qué se cocía por los ochenta...

Historia: La trama es, cuanto menos, curiosa. Tenemos a Darkseid, uno de los grandes villanos del universo Dc, que decide acabar con la leyenda que suponen los superhéroes. Para hacerlo deberá golpear donde más les duele, desprestigiándoles y haciendo que la gente se vuelva en su contra.

Está bien porque la amenaza no es principalmente física, sino que se ataca a lo que suponen los héroes para el mundo, a la esperanza que representan. Y se ahonda (un poquito) en las repercusiones de tener al mundo en su contra.

Un ataque inteligente, cuya puesta en práctica peca de ser un poco “suave”; con planes que, a día de hoy no se sostienen de ninguna de las maneras y enfrentando a los héroes a distintas vicisitudes para ir haciendo avanzar la trama.

Se nos narra todo desde el punto de vista tanto del villano como de los héroes, algo también novedoso (y más para la época).

Aun así, es una trama bastante sencillita con un desarrollo que entretiene pero no atrapa.

Dibujo: Las viñetas de ésta obra corren a mano de John Byrne, conocido por haber hecho la mejor etapa de Superman en los comics y por tener un dibujo acorde con la época.

Aquí se nos muestra con un dibujo clásico, pero no por ello añejo, con unas buenas proporciones para los personajes (entiéndase que son superhéroes) y mucha variedad en las caras de los mismos. Sabe retratar bien a los héroes que salen, y eso no es sencillo, porque salen muchísimos.

Así, nos queda un dibujo por encima de la media de la época, que ha envejecido sorprendentemente bien (lo del color es imposible) y que da a la obra un aspecto visual muy bueno.

Personajes: Una saga de Dc? Aquí sale todo el mundo! Así pues, no me meteré con todos y cada uno de los personajes que aparecen, sólo en los dos o tres que me parecen más interesantes.

Shazam: El primer golpe de Darkseid es sobre éste personaje, al que deja moralmente hundido y al que vemos dar vueltas de un lado a otro, incapaz de sobreponerse a lo que ha hecho. Es algo que se ha explorado mejor posteriormente, pero aquí no queda mal.

Escuadrón Suicida: Aun no tengo claro qué pinta en ésta obra, supongo que tendrían que relanzarlo o al guionista le gustaba. Pero el caso es que ocupan espacio que bien podrían ocupar héroes que quedan relegados a un segundo plano. Alguno de sus miembros resulta hasta grotesco.

Darkseid: El villano al que veremos ir discutiendo con un personaje cuyo nombre no recuerdo, disfrutando del plan que ha orquestrado y en el que parece estar controlando la situación en todo momento. Una saga que es para él un simple divertimento.

Héroes: Hay muchos, muchísimos héroes con su momentito en las páginas de éste comic, pero no se profundiza en ninguno más allá de si aceptan cierta orden dada por el Presidente de los Estados Unidos o no. Supongo que al que siguiera las colecciones en la época le haría gracia ver la suya pasarse por aquí, pero no acaban de tener el peso que deberían.

Opinión Personal: Las leí en su momento (menos Crisis) y creo recordar que no hubo ninguna gran saga de Dc que me enganchara. Ahora, con más bagaje a mis espaldas me he vuelto a poner con ellas para ver si conociendo mejor el universo y a sus personajes las disfruto más o les perdono ciertas cosas.

Leyendas es una de esas grandes sagas, seis numeritos con el objetivo de vender (sí, el principal) y luego de juntar a sus héroes para hacer frente a una amenaza. Y aquí tenemos una que, al no estar demasiado concretada durante gran parte del tomo, hace que los héroes no puedan lucirse, y sea más un ver cómo acaba cagándola Darkseid que lo que puedan hacer los abanderados de Dc.

En ese planteamiento tiene también parte de su fuerza, ya que no se limita (al final sí) a darse de golpes unos contra otros, sino que se molesta en plantear un cierto número de elementos interesantes y desarrollarlos (aunque sea un poco).

También hay que entender la de años que tiene, que si bien en el tema visual no acaban de pesarle demasiado, en el desarrollo de las tramas y la profundidad de las mismas sí que lo hacen (lo de pesarle). Y eso hace que sea una lectura un poco dura a día de hoy, que te hace incluso esbozar alguna sonrisa por su exceso de inocencia.

La recomiendo? Más como muestra arqueológica que como divertimento puro y duro actual. No es un mal comic, pero tampoco creo que valga la pena meterse en él a no ser que te guste mucho la editorial.

Valoración Personal: 6,5.

Publicar un comentario