miércoles, 18 de abril de 2018

Naruto #40

Cuarenta tomos, que se dice pronto, ese es el número que ha alcanzado Naruto en su relectura, y admito que, excepto algún leve bache ocasional, el nivel medio de la obra sigue siendo realmente alto.

En ésta ocasión el tomo toca varios puntos. Y es que no sólo empieza con el final de otro de los Akatsuki, con un combate en el que hasta de llega a dar pena, sino que termina con la presentación del líder de los Aktasuki, y por el medio está repleto de detalles.

Entre esos detalles me ha encantado la conversación entre Jiraya y Tsunade, lo mejor de la obra desde hace mucho tiempo. Es una conversación triste, recordando viejos momentos, con un tono a despedida que no se percibe en la primera lectura, pero que está ahí.

Si la reaparición de Itachi es lo menos interesante tel tomo!


Como podéis observar, lo he disfrutado. Mucho. Es de esos tomos que aparecen de vez en cuando en Naruto y te hacen remontar una historia que se iba deslizando lentamente fuera del notable.
Publicar un comentario