martes, 12 de junio de 2018

One Punch Man #15


Odio ir a ritmo japonés en un manga, y más si ese manga me gusta, porque acabo devorando el tomo en cuando cae en mis manos y luego me toca esperar meses hasta poder tener otro. Y eso me sucede con One Punch Man y su quinceavo tomo.

La verdad es que, mirándolo con perspectiva tenemos un tomo de esos de fijar un poco la trama y a los personajes antes de ir a saco a por la acción. Y es raro, porque One Punch Man no se caracteriza especialmente por dar rodeos innecesarios o rellenar.

Pero bueno, como hay quien me argumentará que es manga de puro relleno y sin apenas trama (y no le faltará razón) que basa gran parte de su atractivo en el dibujo y el humor... pues aquí tenemos de todo eso y en buenas cantidades.

Me gusta que se intente darle un poquito más de fondo a según que personajes, me parto con la escena del Lobo y King, o me parece curiosa la reflexión del propio Saitama diciendo que está harto de la vida (aburrido por ser demasiado fuerte). Pero lo que me parece increíble de verdad es la capacidad de diversión pura y dura que proporciona acercarse a ésta obra.

No es el mejor. Pero sigue siendo excelente y confirma que hay que leer One Punch Man!

Publicar un comentario