jueves, 19 de julio de 2018

PS4 - Crash Bandicoot 2 (Cortex Strikes Back)


La primera entrega de éste remaster me dejó un tanto frío. Es cierto que el respeto por el original era máximo, pero lo fue tanto que se olvidaron de pulir un poco mejor el control del personaje, volviendo algunas fases un auténtico infierno en la Tierra.

Escarmentado ya, me acerqué a la segunda entrega de la trilogía, y esto es lo que me encontré.

Historia: Aquí tenemos un poquito más de trama que en su primera entrega, pero sigue siendo un mero adorno para seguir superando fases una tras otra en la búsqueda de los cristales que nos piden.

Aparentemente Cortex (el malo del primer juego) necesita ayuda para hacer frente a una amenaza, para ello nosotros nos pondremos a superar niveles buscando unos objetos que necesita para su máquina. Y ya.

Apartado Técnico: Mira que he jugado la primera entrega ya de la saga, pero su lavado de cara me sigue sorprendiendo.

Los escenarios coloridos, las animaciones de personajes y enemigos, la fluidez con la que todo se mueve... no es que estemos ante un juego puntero (ni mucho menos) pero sí que tenemos un juego de hace muchos años mejorado a lo que las máquinas de hoy pueden dar.

El trabajo artístico ya estaba hecho, pero ésta subida de resolución y éste rehacer de modelados le hacen parecer un juego totalmente nuevo.

Jugabilidad: Pegar saltos ocupará la mayor parte de nuestro tiempo, y hacerlo en unos niveles sin (apenas) vías secundarias se antoja sencillo. No? Pues más bien no.

Ésta segunda entrega de Crash sigue manteniendo un buen nivel de dificultad para que las pantallas (especialmente las últimas) sean un reto para el jugador, pero en ésta ocasión no tiene el defecto que tanto daño me hizo en la primera entrega: el control es muchísimo más preciso, algo que se agradece y rebaja sobremanera la dificultad. Aquí tenemos una curva bien medida que podrán superar aquellos con la habilidad (o las vidas) suficientes.

Se añade cierta variedad al conjunto con niveles montados en un oso, o los típicos de huir de la bola gigante. No hay muchos por suerte, ya que la esencia del juego es la que es.

Y luego están los coleccionables, un buen puñado de gemas y reliquias que encontrar, que no únicamente nos permitirán subir el % de juego, sino que nos llegan a desbloquear hasta un final alternativo.

Mucho mejor que el anterior aunque sigue contando con algunas imprecisiones.

Opinión Personal: Reconozco que esperaba algo más de la primera entrega, el juego era bueno, pero esos momentos desquiciantes me hicieron tener unas ganas locas de acabarlo, más que de disfrutarlo.

Con ésta segunda entrega no me ha pasado lo mismo. Aquí el juego está mucho más medido, y los niveles siguen estando muy bien diseñados.

Hay un poco más de variedad, los gráficos son igual de buenos y el sabor de boca final es mejor.

Eso sí, para una primera vuelta es un juego más corto (poco más de cinco horas) algo que muchos verán como un handicap, pero que yo veo como un acierto: la trama principal dura eso, si quieres llegar al 100%... ya es otra historia XD.

Un buen plataformas clásico, que ahora sí recupera la esencia (que tenía yo en mi cabeza) de la segunda entrega y la trae a nuestros días con un remaster imprescindible para nostálgicos o para fans del género.

Yo lo he disfrutado, y ya tengo ganas de ponerme con la tercera (y última entrega).

Valoración Personal: 8.
Valoración Meristation: 8,8. (Nota trilogía completa)
Valoración Metacritic: 80. (Nota trilogía completa)

Publicar un comentario