lunes, 16 de julio de 2018

PS4 - Knack


La PS4 tuvo dos grandes juegos de lanzamiento que intentaban demostrar la potencia de la consola. El primero y el que más éxito tuvo fue Killzone. El otro fue Knack.

Historia: Estamos en un mundo donde la tecnología se basa en unas misteriosas reliquias de una civilización anterior a la nuestra. Aquí, un conocido profesor ha usado algunas de esas reliquias para crear un robot con consciencia capaz de absorber las reliquias para ser más poderoso.

El juego arranca cuando una tribu de goblins ataca un fuerte humano, lugar al que enviarán al robot (y a otras fuerzas de seguridad) para acabar con el enemigo. Un punto de partida que mezclará dos o tres tramas (goblins, malo humano, reliquia a descubrir) en una serie de escenas hechas con el motor del juego que sorprenden por lo cercanas que están a las películas de animación actuales.

La trama tiene algunos giros y los personajes están bien hechos. Peca de convencional? Sí. Pero divierte y quieres seguir adelante para ver qué sucederá a continuación.

Apartado Técnico: El juego se muestra con un apartado técnico sólido y tremendamente colorido, donde la variedad de escenarios y la fluidez son sus mejores bazas.

Al ser espacios cerrados y un juego pasillero, los creadores han podido hacer un trabajo destacable, que es muy bonito de ver y en el que un niño se quedaría mirando pensando que es una película (tengo uno, me ha pasado).

La variedad de enemigos (van siendo los mismos con algún añadido) superando ampliamente la decena quizás se hace algo repetitiva. O lo se echa de menos algún escenario donde combatir que no sea el mismo con otra “skin”.

Mención especial merecen las escenas donde se narra la trama del juego, aquí el motor y los personajes brillan, y es lo más cercano a una peli de Pixar que he visto en mi PS4. Puede que los diseños ayuden a ello, pero es para verlo en movimiento.

La banda sonora tiene cierta épica y un nivel bastante alto, aunque se haga repetitiva en ocasiones. Y a todo hay que sumar un perfecto doblaje al castellano.

Sorprende mucho pensar que éste juego fue de lanzamiento de la máquina, no parece que tenga ya esos años.

Jugabilidad: Puede que éste sea el apartado más controvertido del juego, ya que básicamente nos limitamos a avanzar por unas plataformas bastante sencillas eliminando a enemigos uno tras otro. Es una mecánica repetitiva, a la que no ayuda la escasez de combos de nuestro personaje.

Por suerte cada poco rato se añade algún enemigo nuevo, lo que unido a una curva de dificultad muy bien medida (el juego es difícil en algunos tramos) y unos checkpoints bien distribuidos hacen que sea un pique seguir adelante.

Además, el que el personaje se vaya haciendo grande (absorbiendo piezas) nos hace sentir más poderosos, algo que llega a niveles épicos en momentos puntuales del juego, donde controlamos un Knack gigante.

Tenemos poderes especiales (un indicador) que usar en los momentos más complicados (se agradecen) y unos jefes finales sencillotes (menos el último) pero que ayudan a dar variedad al conjunto.

Alguna mecánica puntual también ayuda a olvidar que estamos haciendo todo el rato lo mismo.

Por último tenemos coleccionables que mejoran a Knack (imprescindible para una segunda vuelta) y que van más allá del típico indicador en el mapa. Habrá que buscarlos, y sus poderes molan lo suficiente como para querer verlos.

Con todo nos queda un juego algo repetitivo, pero que al durar lo justo y añadir elementos que rompen un poco (plataformas, jefes, poderes puntuales) acabas por olvidar que te limitas a avanzar por un pasillo matando enemigos con una esquiva, un doble salto y un único combo.

Opinión Personal: Knack es de esos juegos que uno no entendía por qué leches no daban con el PS Plus. Una licencia de Sony, juego de lanzamiento con tiempo a sus espaldas, buena producción… la gente hubiera estado contenta con él. Pero tardaron un puñado de años en incluirlo, en fin, al menos ha acabado estando.

Es un juego de plataformas y acción (más acción) que basa su principal atractivo en su apartado técnico y en una historia que bien podría haber dado para una película de animación.

Tiene carisma, tanto en sus personajes como en el apartado artístico, y eso hace que sigas jugando hasta llegar al final.

En su momento entiendo que se esperara algo más rompedor y no tan clásico, y eso pudo lastrar las notas y la crítica. Pero jugado con el tiempo uno acaba por ver un juego divertido, con algunos combates desafiantes (en los que se echa de menos un control algo más pulido) y una producción que nos remite a Pixar.

Yo lo he disfrutado mucho, una primera vuelta en dificultad normal que me ha hecho repetir algunas veces varias secciones. Me ha parecido un juego divertido, bien hecho y que se merece un notable incluso hoy.

Que podría haber dado más de sí? Sin duda. Pero lo que hay es suficiente como para pasarlo bien con él, y tiene detallitos que elevan la experiencia.

Valoración Personal: 7,3.

Publicar un comentario