miércoles, 8 de agosto de 2018

Naruto #72

Me encanta la portada

Ya está, vuelvo a leerme el final de Naruto y lo hago con una perspectiva distinta a la de la primera vez. Ahora llego aquí habiendo disfrutado de todo lo anterior (no es perfecto, pero leído del tirón gana muchísimo) y sin esa sensación de estar ante una obra que ya no acababa de entender.

Ahora llego al tomo 72 habiendo vivido uno de los shonen más influyentes de los últimos años, con un nivel medio realmente alto y algunos puntos simplemente brillantes.

El tomo en cuestión nos trae lo que era inevitable: el combate final entre Naruto y Sasuke. Dos personaje condenados a pelearse pase lo que pase, y aunque la decisión de Sasuke (tanto antes como después del combate) es bastante patillera, lo que vemos en el comic acaba por llegarnos.

El combate de los dos personajes es un soltar frustraciones que bien se podrían haber ahorrado, pero que acaba sintiéndose necesario para que éstos dos amigos suelten toda la mierda que han acumulado durante años, para hacer borrón y cuenta nueva y dejar el mundo ninja listo para una nueva era.

Era que vemos en el capítulo final, un cierre a la altura varios años después donde se hace repaso a los personajes principales del comic y se les da un futuro ilusionante.

Se podría haber seguido? Sí. Pero así queda la cosa bien cerrada y no hace falta absolutamente nada más.

Publicar un comentario