jueves, 9 de agosto de 2018

Your lie in April


Maldito sea Netflix y su acuerdo con Selecta Visión, ahora en lugar de ver series “normales” he vuelto al anime XD. Supongo que se me pasará cuando vea unos cuantos, pero conociéndome... lo dudo.

Estudio:  A-1 Pictures
Nº Capítulos: 22

Historia: Your Lie in April es un anime que se nos presenta como una historia romántica. En ella, Kosei es un pianista al que consideraban un genio cuando era un niño, pero tras la muerte de su madre ha sido incapaz de volver a tocar.

Pero eso puede cambiar con la entrada en su vida de Kaori, una violinista repleta de vida que entra en su vida como un torbellino y puede llegar a enseñarle que vale la pena seguir adelante y disfrutar de la música.

Es una historia bien contada, que gira hacia el drama pero sin olvidar dar momentos de humor y que basa gran parte de su atractivo en el carisma de los personajes y el crecimiento personal que experimentan según avanzan los capítulos.

Puede que se haga lenta en algunos momentos, pero es una buena historia que no se queda en el romance de instituto típico y habitual.

Apartado técnico: Creo que me he perdido una etapa importante en la evolución técnica del anime, porque todos los que he visto últimamente (o casi) tienen un nivel notable, tanto de dibujo como de animación. Y Your Lie in April no es una excepción.

Aquí tenemos un dibujo algo más suave (tirando a shojo) pero sin pasarse con las proporciones de los personajes, con animaciones muy fluidas pero nada exageradas. No tenemos acción, tenemos escenas lentas, que intentan transmitir los sentimientos de los personajes, especialmente mediante la música.

De éste modo, es difícil compararla con obras cumbre en éste sentido (en mi opinión) como pueden ser One Punch Man; son géneros y enfoques distintos.

Otro apartado a destacar es el sonoro. En una serie con tanta presencia de la música como es ésta, es evidente que hay que cuidar las piezas e interpretaciones un montón. Y así es. No es que tenga yo un gran oído musical, pero se nota el cariño para que el intérprete nos transmita lo que intenta transmitir el personaje.

Personajes: He comentado en la trama que la evolución de personajes es, posiblemente, el mejor punto de la serie. Así que vamos con los principales:

Kosei: El protagonista es un chico apocado, que parece que sólo sabe de música y que encima es incapaz de tocarla. Un tipo gris, sin alegría, hasta que conoce a Kaori y algo va despertando en su interior.

Kaori: La chica que hace arrancar la serie, una violinista distinta, que disfruta de la música y no entiende que Kosei no lo haga. Arrastra a los demás con ella y tiene una personalidad arrolladora.

Tusbasa: Amiga desde siempre de Kosei, ha estado a su lado a las duras y a las maduras, y con los años ha empezado a replantearse sus sentimientos.

Ryota: El otro amigo de siempre de Kosei. Un chico activo, atractivo, ligón... bajo cuya sombra el protagonista parece estar cómodo. Demuestra más de una vez que es un trozo de pan más allá de su fachada.

Otros: Según avanzan los capítulos iremos viendo a más y más secundarios, desde antiguos rivales de concursos del protagonista, hasta su maestra o el recuerdo de su madre. Todos con algún puntito que los humaniza y los aleja del típico estereotipo cerrado del anime japonés.

Opinión Personal: Me gusta dar mis opiniones justo después (al menos escribirlas, que yo estoy en marzo de 2018 XD) justo después de terminar el último capítulo, con las sensaciones a flor de piel. Sé que lo mejor sería mediarlo todo aunque fuera un poquito, pero prefiero ser algo más visceral. Vamos con ello pues.

De entrada pensaba que tenía el típico anime romántico en el que un chico encerrado por un trauma del pasado se abría y volvía a resurgir gracias al amor. Pues no del todo.

Lo que empieza siendo una historia más o menos alegre salpicada por los recuerdos y el dolor del protagonista se va volviendo una en la que el crecimiento personal y un drama a lo lejos van tomando protagonismo.

Es una buena serie, que te deja ese sabor agridulce de los buenos dramas, una sensación de pena mezclada con alegría que ya entenderéis si acabáis por verla.

Pero también es una serie que se alarga por momentos, recreándose especialmente en los momentos de concierto que deberían suponer una catarsis con el espectador y no acaban de serlo. El amor por la música es lo que menos me ha atrapado de éste anime, y lo dice alguien a quien le encantan obras “similares” como pueden ser Nodame Cantabile.

Creo que con 15 capítulos y comprimiendo más la trama todo hubiera quedado más redondo, sin algunos tramos que se apartan de lo que realmente importa. Vale que adapta bastante fielmente el manga (11 tomos en 22 capítulos debe ser un record) pero debería haber cogido mejor su propio ritmo.

Quitando eso, nos queda un anime notable, bien hecho y con un punto dramático que le sienta muy bien.

Valoración personal: 7,5.

Publicar un comentario