lunes, 6 de agosto de 2018

NSwitch - Bayonetta


El motivo de comprarme el pack de Bayonetta+Bayonetta 2 en Nintendo Switch no era otro que jugarme la segunda parte, ya que la primera ya la jugué (y reseñé) allá por 2011. Pero acabada la segunda, me quedaban ganas aun de seguir con la Bruja. Así que, por qué no jugarme otra vez la primera entrega?

Historia: Encarnamos a Bayonetta, una bruja que apenas tiene recuerdos previos a su despertar, hace veinte años en un lago. Tiene unos poderes evidentes, capaz de matar a ángeles y demonios por igual.

Éste personaje vive como quiere, pasando de lo que le dicen y desenvolviéndose de una forma muy particular, pero no puede evitar estar intrigada por su pasado, ya que parece que hay algún secreto por el que los ángeles y los demonios quieren hacerse con ella.

La verdad es que es una trama que no está muy bien contada, que funciona más a golpes que otra cosa y que te da la sensación de seguir avanzando porque es lo que toca más que porque tengas interés por ver qué pasa. Y es una pena, porque tiene muchos detalles chulos y mirada fríamente está muy bien.

Apartado Técnico: Flojo. En éste juego el trabajo que se ha hecho para traerlo a una consola más moderna ha sido casi nulo. Tenemos el mismo juego de hace años pero con un mejor framerate, y si ya entonces no es que estuviéramos ante un juego puntero... pues a día de hoy se le ve antiguo.

El apartado artístico tampoco es que ayude demasiado (no es demasiado de mi agrado) y el caso de los escenarios (con algunas texturas de vergüenza ajena) es especialmente sangrante.

Eso sí, la banda sonora está bastante bien, algo es algo.

Jugabilidad: En su momento dije que el punto fuerte de éste juego era su jugabilidad, algo que sigue siendo cierto. Pero también es cierto que después de jugar a la segunda entrega se nota que la fórmula se podía refinar más.

Lo curioso del caso es que, siendo como es un juego de combates y acción frenética, los programadores decidieron añadir algunos momentos distintos (moto, en un misil, saltando sobre coches...) que son los que peor han envejecido. Primero porque visualmente no causan el mismo impacto, y segundo porque jugablemente no están igual de bien resueltos.

No me entendáis mal, es un placer ponerse a los mandos de Bayonetta y zurrar cosa mala a los enemigos, midiendo los tiempos y aprendiendo los combos hasta parecer Dioses de la destrucción. Pero tiene un par de cosas que se hacen especialmente evidentes al compararlas con la segunda parte.

Opinión personal: En su momento (versión XBOX360) le puse un nueve a éste juego, diciendo que tenía algo que lo hacía especial, ese plus de la excelencia. Y sigue siendo cierto, el carisma de la protagonista, el sistema de combate, la locura que desprende... pero es igualmente cierto que los años no le han pasado en balde.

Sigue siendo un juego divertido, desafiante en los niveles de dificultad más altos. Pero pensando en él como en un juego actual o para que lo juegue alguien que no quiera tirar de nostalgia... se queda corto.

Puede que el problema sea que viene con la segunda parte, y que jugados seguidos las comparaciones son odiosas. Se notan esos tics que lo hacen antiguos y no está visualmente a la altura.

Que vale la pena? Evidentemente, los amantes del hack & slash deben jugarlo sí o sí, es historia viva de los videojuegos (y más viniendo en pack con la segunda parte). Pero jugado en una tele se siente excesivamente antiguo.

Otra cosa es en modo portátil, allí, el menor tamaño de la pantalla le hace un favor enorme al juego, haciendo que se vea muchísimo mejor.

Yo compraría el pack, aunque fuera por el 2, y luego, si me he quedado con ganas, jugaría a éste, pero sabiendo que es inferior en todos los aspectos.

Valoración Personal: 7,2.

Publicar un comentario