sábado, 4 de agosto de 2018

Hace un año CXCIII... Transformers: El último caballero


Hoy toca la quinta entrega de la saga Transformers, una serie de películas que tienen bastante mala prensa pero que ahí están, petándolo en taquilla.

En ésta ocasión se nos cuenta la historia de cierto báculo, usado en el pasado por Merlín y los suyos para ganar la guerra, un báculo que parece llevar consigo el control de algunos de los tranformers.

Saltamos al presente, aquí tenemos al mundo contra los transformers, que están descontrolados tras la desaparición de Optimus Prime (los malos, por lo menos), llevando a una situación insostenible.

Aquí arranca la historia, con el protagonista de la entrega anterior metido de lleno en la recuperación del báculo, mientras Optimus ha vuelto a su hogar ancestral y se encuentra con una sorpresa no demasiado agradable.

Parece una trama rebuscada, y la verdad es que se limita a darse de tortas entre una escena de acción hasta la siguiente (más grande y espectacular) y si acaban por decirte que todo el trasfondo da igual te lo crees.

El caso es que eso es precisamente ésta saga: efectos especiales con los robots gigantes de por medio y grandes momentos de acción. Aquí sí que cumple la película, y falla en intentar darle un trasfondo más elaborado: qué más da?

Los actores están razonablemente bien, al menos los tres principales (Hopkins, Walhberg y Laura Haddock) porque el resto, especialmente Isabel Moner están para que no les dejen ponerse más delante de una cámara.

Y luego tenemos el humor... metido con calzador y que nos da los momentos de vergüenza ajena de la película. No era necesario, de verdad.

Vale la pena verla? Pues... según. A ver, si disfrutáis del cine de alto presupuesto más trash (malo), seguro que os lo pasáis pipa con unas palomitas y los robots gigantes en acción. En cualquier otro caso es una película (y saga) a la que será mejor que no os acerquéis.

Valoración Personal: 6.

PD: La he visto por movistar plus con una fibra de 600mb y la calidad de imagen era peor que la de cualquier screener que os podáis encontrar por ahí. Una vergüenza de streaming para una película que gana mucho con una buena calidad de imagen. A ver si mejoran el servicio de una vez, porque la HD no la huelo ni de lejos con ellos.

Publicar un comentario