jueves, 2 de agosto de 2018

PS4 - Assassins Creed Origins


Aunque soy un fan declarado de la saga (los he jugado y terminado todos) soy consciente de que la fórmula Assassins Creed empezaba a estar ya agotada, así que un parón para hacer un juego mejor me parecía una idea estupenda. Veamos si lo han conseguido.

Historia: Dejando a un lado lo que sucede en el presente (que me parece mucho menos interesante que el pasado) tenemos a Bayek, el último de los Medjai (una especie de policía ligada al Faraón). Éste buen hombre ha jurado encontrar y matar a aquellos que mataron a su hijo (algo que vemos en el prólogo).

Una historia de venganza que le llevará por Egipto (y algún lugar más) conociendo a algunos de los personajes históricos reales (Cleopatra o César) y desfaciendo entuertos allá por donde pasa.

La trama principal pasa por terminar con todos los implicados en la muerte del hijo, pero también por descubrir por qué lo mataron e intentar superar el dolor de su muerte.

Y luego están las misiones secundarias, a las que se ha dotado de un trasfondo interesante para que no sintamos que estamos yendo de un lugar a otro matando a todo lo que se cruza en nuestro camino. Son misiones interesantes que dan trasfondo a la época y presentan a personajes que, de otro modo, nos perderíamos.

Quizás le falte un punto de épica en algunos momentos, pero el nivel medio de la trama de éste juego es notable.

Apartado Técnico: Vamos a ver, si por algo se han caracterizado los Assassins ha sido por una aspecto visual puntero que nos mostraba momentos históricos destacados con un detalle increíble.
En éste Origins no es menos, la recreación (de mundo abierto) de las zonas de Egipto que podemos visitar es para quitarse el sombrero, desde la enorme Alejandría hasta un par de desiertos, pasando por el Nilo o poblaciones pequeñas (y grandes). Es un lujazo para la vista lo que han hecho con éste juego.

Y lo es no sólo en el músculo puro (que lo tiene) sino que se han preocupado por ofrecer paisajes y estampas realmente espectaculares, como las que se pueden ver desde la cima de alguna Pirámide o cabalgando por el desierto.

Un juego top en éste aspecto, sin ninguna duda. Y más al ver que en más de 60 horas no he tenido ni un sólo bug, auténtica lacra de la saga.

El aspecto sonoro también es bastante bueno, con una banda sonora al nivel (y que ambienta perfectamente) y un doblaje excelente en los personajes principales y malo en algunos secundarios (algo que canta especialmente con Cleopatra, por tener más líneas de diálogo que el campesino medio).
Jugabilidad: Hasta ahora la saga se limitaba a llevarnos de una Atalaya a la siguiente y darnos lugares que descubrir junto a misiones de muerte y sigilo. Y lo básico sigue exactamente igual, pasando la mayor parte del tiempo haciendo recados, recogiendo tesoros o asaltando fortalezas enemigas.

Lo bueno del caso es que lo han sabido vestir mucho mejor, haciéndolo porque quieres y no porque el juego te obligue a ello, con el típico mapa repleto de elementos.

Además, el que las secundarias estén mucho más trabajadas le da un plus de calidad extra.

Aunque lo que sin duda ha mejorado es el sistema de combate, mucho más divertido y que nos permite alternar entre multitud de armas, cada una con sus características y estilo.

Y ahí no acaba la cosa! Se añade una capa de rol que le viene de lujo: tendremos niveles que subir y habilidades que mejorar, algo que da sensación de progresión. Y el equipo, que no se me olvide, lo podremos cambiar e irá mejorando según subimos de nivel, lo que nos hará querer estar actualizados.

Así, tenemos una aventura para un jugador mastodóntica, no al nivel de un The Witcher en duración, pero que os llevará más de 40 horas sin problemas. Y unas 60 (a mí) para sacar todos los coleccionables (y el correspondiente platino XD).
Opinión Personal: Assassins Creed Origin es un exponente perfecto de por donde debe ir a partir de ahora la saga, un juego que coge todo lo que funcionaba y lo mejora, quitando o camuflando elementos que se notaban ya antiguos (combate y sistema de progresión).

A esto le añade un mundo que se siente más vivo que los anteriores, creíble (nada que ver con el Londres o el París de las dos últimas entregas) donde uno disfruta perdiéndose o ayudando a la gente y en el que se siente que el personaje pertenece.

Además, el protagonista tiene carisma para dar y vender (y su mujer también), lo que hace más fácil identificarse y meterse el juego. Algo que apoya la ambientación un Egipto como nunca antes lo hemos visto, espectacularmente recreado y con un nivel de detalle enfermizo.

Es un juegazo se mire como se mire, que enganchará a los que dejaran la saga tras sus primeras entregas y reconciliará a los que estábamos un poco cansados. Puede que los detractores más acérrimos no lo disfruten, pero deberían darle una oportunidad.

Pocas aventuras de acción mejores que ésta se me ocurren (The Witcher y Horizon Zero Dawn) y sólo por ello ya vale la pena acercarse a él.

Sólo me queda desear que el siguiente sea así de bueno, y que mantengan vivo Origins a base de Dlc al menos un par de añitos.

Ah, como punto negativo: me hubiera gustado que la trama arrojara algo más de luz sobre los Antiguos, y más tratándose del juego que supone el inicio de la Hermandad de asesinos. Pero bueno, no se puede tener todo.

Valoración Personal: 9,5.

Publicar un comentario